Una de las más altas autoridades que visita Santiago de Chile para participar en la Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de Celac-UE es el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Esta entidad es una de las siete instituciones de la Unión Europea y tiene como función la orientación política en función a fijar las directrices y objetivos del bloque de países.

Este ex primer ministro de Bélgica llegó la noche del jueves a Chile y conversó con Diario Financiero para analizar los objetivos del encuentro y dar su opinión sobre aspectos como las expropiaciones que han sufrido empresas europeas en la región y las perspectivas de crecimiento en la relación comercial entre ambos bloques.

¿Qué importancia le da la Unión Europea a la relación con América Latina y El Caribe?

La relación es muy importante para nosotros. Hay una cooperación activa y dinámica en este momento, a escala regional, en varios ámbitos: económico, político y de seguridad, ambiental, vínculos sociales y otros. Es una asociación de iguales.

La UE y la Celac son socios naturales de cara al siglo XXI. En esta cumbre daremos el puntapié inicial a los tratados de libre comercio entre la Unión Europea con Perú y Colombia, así como al ambicioso Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y América Central, que combina un tratado comercial y de inversión con el diálogo político.

¿Qué espacio de crecimiento ve para las inversiones entre la UE y AL?

La UE sigue siendo el primer inversionista extranjero entre los países que pertenecen a la Celac, con volúmenes de inversión extranjera directa que representan 43% del total de la región. Aún así, siempre hay espacio para crecer en materia de inversiones. En particular, la UE le da especial importancia a la innovación y a las tecnologías amigables con el medio ambiente, sectores donde la UE es líder a escala mundial, así como lo es en América Latina y El Caribe, y son aspectos donde la Unión Europea logra hacer una diferencia con respecto a otros inversionistas. En la misma línea, América Latina es un inversionista activo en Europa, con países como Brasil, que es actualmente el quinto inversionista en la UE.

¿Qué se espera como resultado de esta cumbre UE-Celac?

Esperamos transmitir un mensaje conjunto claro con respecto a las inversiones y la economía, reconociendo la profundidad de los vínculos entre la UE y la Celac, la naturaleza mutuamente beneficiosa de esta relación y el potencial que aún tiene por desarrollar. La Unión Europea fomenta las inversiones de alta calidad en América Latina y El Caribe, la que claramente sólo puede potenciarse con un marco regulatorio de igual calidad, con un mismo estado de derecho y seguridad legal para todos los inversionistas, locales y extranjeros. Como parte de esto, la UE está promoviendo la adopción de estándares de nivel internacional de responsabilidad social empresarial.

¿Cómo afecta a la percepción de la UE sobre América Latina las expropiaciones contra empresas europeas en la región?

La historia muestra que la certeza jurídica es vital para un crecimiento económico amplio y perdurable en el tiempo. La UE es un socio confiable en materia de inversiones de alta calidad para la región. Es evidente que la inversión de alta calidad sólo puede asegurarse en un marco jurídico y regulatorio de igual calidad. Esto implica transparencia y certeza.

La nacionalización de una empresa es una decisión política hecha por los gobiernos, pero no sucede sin consecuencias ni puede aislarse de su contexto. Se tiene que respetar el estado de derecho y las obligaciones internacionales. Tiene que estar bien fundamentada, justa y no discriminatoria.

Esto no es sólo un asunto legal: tiene que ver con la confianza y la credibilidad, y por lo tanto se trata de la habilidad de movilizar nuevos capitales para el futuro.

Celac-UE

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), creada en Caracas en diciembre del 2011, aglutina a todos los países de la región, con la meta de lograr la integración y el desarrollo. En la Celac no participan Estados Unidos ni Canadá.

Este año, la Celac congregará en Santiago, durante una cumbre del sábado y domingo, a 45 jefes de Estado y de gobierno, incluyendo al líder español Mariano Rajoy y a la canciller alemana Angela Merkel, de los 60 países de las dos regiones.

A la cumbre también acuden los presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea, Herman Van Rompuy y José Manuel Barroso, respectivamente.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica