Confirma el Banco de México que realizó la primera intervención directa del año en el mercado cambiario, tras la depreciación de 2.5% que presentó el peso frente al dólar al cierre de la jornada del 4 de enero.

Tras la operación, donde subastó directamente una cantidad no precisada de dólares, consiguió bajar la cotización a 21.12 pesos por unidad, esto a las 9.15 de la mañana.

El día previo, el tipo de cambio FIX cerró operaciones en 21.37 pesos por dólar; acumulando una depreciación de 41% desde mediados del 2013,convirtiéndose éste en el periodo de mayor debilidad para la moneda mexicana desde la crisis de 1994 a 1995.

NOTICIA: Peso cae por incertidumbre políticas de Trump

Incluso esta presentando una debilidad visiblemente mayor a la alcanzada durante la crisis financiera mundial de 2008 a 2009 , matiza desde Nueva York, Alberto Ramos, economista para América Latina en Goldman Sachs.

La decisión, en la que se estrena como miembro de la Junta de Gobierno el Subgobernador Alejandro Díaz de León, constituye la segunda intervención directa del banco central en el mercado cambiario, desde el 17 de febrero del 2016, cuando el instituto inyectó en una sola exhibición, 2,000 millones de dólares.

Como entonces, la medida fue ejecutada por disposición de la Comisión de Cambios, herramienta que sustituye desde entonces las subastas diarias de divisas provenientes de la Reserva internacional.

NOTICIA: Bancos capitalinos ofertan dólar hasta en 21.63 pesos

La reserva internacional del Banco de México, que es la disponibilidad de dólares que tiene el banco central, se encontraba al cierre del año pasado, en 176,542 millones de dólares, que es el nivel más bajo registrado por este activo, desde el año 2013.

rarl