La contracción de la economía mexicana por efecto de la pandemia del Covid-19 mermó los ingresos presupuestarios del sector público, al cierre del primer semestre del año presentaron una reducción  anual de 3.7%, en términos reales, con lo que el gobierno dispuso de 2.60 billones de pesos.

De acuerdo con el informe de finanzas públicas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), los ingresos presupuestarios fueron menores en 168,966.4 millones de pesos a lo que se tenía programado. Además, si solo se considera el mes de junio, dichos ingresos registraron una caída anual de 6.9 por ciento.

“Los ingresos fueron impactados por la actividad económica, pero las herramientas de combate para evitar la elusión y evasión fiscal han resultado exitosas para compensar parcialmente parte de la caída durante el primer semestre”, consideró Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en videoconferencia.

En este sentido, los ingresos tributarios reportaron un crecimiento anual de 0.1% en el primer semestre del año al sumar 1.74 billones de pesos. Pero si solo se considera junio se reportó una caída anual de 10 por ciento.

La recaudación del Impuesto sobre la Renta (ISR) fue de 967,706.2 millones de pesos, 1.3% más que en primer semestre del año anterior. En tanto los ingresos por el cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA)  fueron de 489,798.4 millones de pesos, una caída anual de 0.6 por ciento. Si solo se considera junio, los ingresos del ISR crecieron 1.6% y la recaudación del IVA se redujo 26.3 por ciento.

Francisco Arias, jefe de la unidad de política de ingresos tributarios de la Secretaría de Hacienda agregó que, dentro del rubro de accesorios, se puede observar cómo la recaudación se ha incrementado por la gente que se está poniendo al corriente con el SAT. “Este rubro donde se registran multas y los recargos a contribuyentes creció 45%, respecto del año pasado, estas herramientas, como mencionó el subsecretario, son un área de oportunidad para elevar los ingresos sin subir impuestos”.

Ingresos petroleros con la mayor caída desde 1990

En los primeros seis meses del año, los ingresos petroleros reportaron una caída anual de 41.3%, con lo que solo aportaron a las arcas 249,794.8 millones de pesos. Es la caída más alta que se haya registrado desde 1990 para un periodo similar.

“Los ingresos petroleros disminuyeron 41.3% real anual en enero-junio, a pesar de un aumento de 1.7% anual en la producción de petróleo, debido a la drástica caída en el precio del bien y en el consumo de hidrocarburos y combustibles. Esto explica la contracción anual de 3.7% real en los ingresos presupuestarios totales”, expuso Hacienda.

Si sólo se considera  junio, dichos ingresos cayeron 11.7 por ciento. Además, fueron menores en 208,810.9 millones de pesos a lo que se tenía programado en el primer semestre de este año.

Hacienda modifica estimaciones

Para el calculo de los ingresos del sector público del primer semestre, Hacienda consideró un PIB de -7.4%, lo cual contrasta con lo que proyectó para el cierre de este año,con un rango entre -3.9 y una expansión de 0.1 por ciento.

En su informe, también consideró un tipo de cambio promedio de 22.1 pesos por dólar, en lugar de los 19.9 pesos por dólar que se utilizó para la estimación de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) en 2020.

En el marco macroeconómico de los Precriterios que se entregaron en abril de este año se estimó un tipo de cambio promedio de 22.0 pesos por billete verde.

La mezcla mexicana se estimó en 34.4 dólares por barril, cifra que contrasta con los 49 dólares por barril, aprobados en la LIF 2020 y la plataforma de producción de petróleo se prevé en 1.74 millones de barriles diarios en lugar de los 1.951 millones de barriles diarios previstos en la LIF 2020.

Con este marco macroeconómico, la SHCP prevé que los ingresos presupuestarios en el 2020 sean menores en 287,700 millones de pesos respecto a los previstos en la LIF 2020.

En tanto, los ingresos petroleros serán menores en 179,400 millones de pesos, “por un menor precio y plataforma de producción de petróleo y demanda de combustibles”.

  • 41.3% cayeron los ingresos petroleros en el semestre.
  • 0.1% aumentaron los ingresos por impuestos en la primera mitad del año.
  • 3% creció lo recaudado por ISR a junio.

[email protected]