La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) publicó este miércoles el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, el cual establece un monto de 6 billones 107,732.4 millones de pesos.

Dicho monto, representa un aumento de 1.0% en términos reales —269,672.7 millones de pesos— respecto a lo aprobado para 2019, cuando alcanzó un presupuesto de 5 billones 838,059 millones de pesos.

En el decreto dado a conocer este miércoles en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la dependencia señala que de acuerdo con el Artículo 17 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, el ejercicio fiscal tendrá un déficit presupuestario de 547,100 millones de pesos.

Destaca que para el presente ejercicio fiscal no se incluyen recursos para el Programa Erogaciones Contingentes, correspondiente a la partida secreta a que se refiere el Artículo 74, fracción IV, párrafo cuarto, de la Constitución Política.

En el documento, la SHCP precisa las disposiciones generales; erogaciones; recursos federales transferidos a los estados, municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, así como disposiciones de austeridad y disciplina presupuestaria; y de los servicios personales, entre otros.

Indica que los programas que prevean la aportación de recursos de los estados y, en su caso, municipios o demarcaciones territoriales de la capital, para ser ejercidos de manera concurrente con recursos federales serán establecidos por las dependencias a cargo de los respectivos programas.

Respecto a las disposiciones de austeridad y disciplina presupuestaria, refiere que las dependencias y entidades se sujetarán a los ordenamientos que se establezcan, por lo que se prohíben gastos excesivos u onerosos.

Además de que no se crearán plazas, salvo que se cuente con la previsión presupuestaria aprobada para tal fin.

La dependencia subraya que en la adquisición y en los arrendamientos de inmuebles se buscará la máxima economía, eficiencia y funcionalidad, y procederán exclusivamente cuando no se cuente con bienes nacionales aptos para cubrir las necesidades correspondientes y previo análisis costo beneficio.

En materia de inversión pública, indica que en el presente ejercicio fiscal se podrán comprometer nuevos proyectos de infraestructura productiva de largo plazo de inversión directa y de inversión condicionada.