El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, apuntaron hacia las agencias de calificación crediticia, diciendo que la Unión Europea debería analizar cautelosamente si había empeorado la crisis financiera griega.

La decisión de las agencias de calificación de rebajar la nota de Grecia, aún antes de que el programa establecido por las autoridades y el monto total del plan fueran conocidos, nos lleva a considerar su rol en la transmisión de las crisis , declararon los líderes.

Las calificadoras más criticadas han sido Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch.

Cumbre extraordinaria de mandatarios

Los líderes de la eurozona se reunirán hoy viernes en Bruselas bajo la presión de los mercados, agitados por los augurios más pesimistas que vaticinan un futuro comprometido para el euro sin una reforma profunda que evite nuevas crisis como la de Grecia.

La cumbre extraordinaria de los 16 jefes de Estado y de gobierno se iniciará luego de que hayan cerrado las bolsas europeas, que esta semana sufrieron fuertes caídas por los temores a un contagio de la crisis presupuestaria griega a países como España o Portugal.

Los dirigentes están convocados a dar un respaldo definitivo al apoyo de Grecia , concretado con un plan de rescate cofinanciado por los socios de la eurozona y el FMI.

Aprueba Parlamento de Atenas plan de ajuste

El Parlamento de Grecia aprobó ayer el plan de ajuste impuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE), para que el país helénico pueda recibir créditos por valor de 110,000 millones de euros con el fin de remontar la crisis que sufre.

El plan de austeridad fue aprobado con 172 votos en favor, 121 en contra y tres abstenciones. El plan prevé recortes en el gasto público con el fin de reducir el déficit. Pensiones, salarios de funcionarios y otros beneficios sociales se verán recortados y subirán los impuestos.

Al respecto, la Casa Blanca respaldó lo que llamó los esfuerzos para restaurar la estabilidad en Grecia y dijo que el presidente Barack Obama fue informado sobre el tema y la situación de los mercados financieros.

Nuevo día de protestas

La policía de Grecia lanzó granadas de gas lacrimógeno contra manifestantes que les arrojaban proyectiles durante movilizaciones de protesta contra las medidas de austeridad aprobadas por el Parlamento.

El programa de austeridad garantizará al gobierno el desembolso de créditos internacionales por 110,000 millones de euros (140,000 millones de dólares) para impedir que incurra en insolvencia.

Los enfrentamientos en Atenas ocurrieron cuando la policía intentaba contener a miles de manifestantes afuera del Parlamento al término de la protesta principal en la que habían participado decenas de miles de personas.