Después de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) revelara las tasas efectivas de Impuesto sobre la Renta (ISR) de 40 actividades económicas, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) firmaron un convenio para mejorar las prácticas fiscales.

“El CCE y el IMCP acordaron el intercambio de experiencias y competencias para la implementación de controles que mitiguen los riesgos fiscales y fomenten la adopción de buenas prácticas tributarias, entre otros objetivos”, se lee en un comunicado.

El acuerdo entre el IMCP y el CCE busca promover la cultura de la ética, la integridad y la importancia del Gobierno Corporativo entre las empresas, a través del desarrollo de materiales de consulta, proyectos y programas conjuntos.

“Esta acción refuerza los principios de dimensión social que se impulsan desde el sector privado para trabajar en la consolidación de un país más justo, inclusivo, responsable y sostenible", refirieron.

La semana, el CCE emitió un boletín en donde calificó como desafortunado el tono de la invitación, por parte del SAT, para que los Grandes Contribuyentes consulten la tasa impositiva correspondiente a la industria en la que se encuentre y, en su caso, a corregir su situación fiscal.

De esta manera el CCE comentó que el SAT parece indicar que todo aquel contribuyente, que no esté dentro de los parámetros señalados será auditado si no se corrige.

No obstante, consideró que la información que publique la autoridad fiscal puede servir al contribuyente para saber si su tasa efectiva de impuestos está dentro o no del parámetro dado a conocer por la autoridad fiscal.

En entrevista con este medio, Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE aseguró que se buscará influir en la reforma fiscal que alista el gobierno federal para “ablandar o matizar” lo que prevé como un endurecimiento de las medidas que pondrá en marcha el SAT para obtener una mayor recaudación a través de la fiscalización en el 2022.

Salazar Lomelín, dijo que aún cuando existe el compromiso del Presidente de México para no crear impuestos ni subir las tasas de éstos, todavía es temprano para saber si habrá una reforma fiscal de forma o fondo, por lo que pugnarán porque se ataque la informalidad, más allá de endurecer la fiscalización a los mismos contribuyentes.

El dirigente del  CCE adelantó que presentarán una propuesta fiscal encaminada a atacar la informalidad, a fin de que sean más los contribuyentes que paguen al fisco y no sean los mismos de siempre. (Con información de Lilia González).

valores@eleconomista.mx