La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) comenzó ayer (martes) un encuentro de política monetaria de dos días que debería concluir con una señal de que las tasas de interés se mantendrán cercanas a cero hasta el 2014.

No es probable que la Fed anuncie nuevas medidas para apuntalar la economía, aunque algunos funcionarios sugieren la posibilidad de que sean necesarias más compras de bonos.

Por primera vez, al finalizar la reunión, el banco central estadounidense difundirá las proyecciones sobre la tasa federal de fondos. También ofrecerán una visión sobre cuándo podría registrarse el primer aumento de las tasas.

Además, en lo que sería un cambio histórico, la Fed anunciaría una meta acordada para la inflación, que podría oscilar en 1.7 a 2 por ciento. La mayoría de funcionarios de la Fed considera que es deseable.

Un portavoz de la Fed dijo que la reunión inició a las 10 de la mañana del día de ayer. En tanto, un comunicado de política monetaria se difundirá este miércoles y posteriormente el presidente de la Fed, Ben Bernanke, realizará una conferencia de prensa y la publicación de las proyecciones trimestrales de los funcionarios.

La Fed recortó la tasa de interés a casi cero en diciembre del 2008 y ha comprado 2.3 billones de dólares en bonos, en otros esfuerzos por impulsar el crecimiento de la economía. La economía estadounidense se fortaleció a finales del año pasado y la tasa de desempleo bajó a mínimos en casi tres años, de 8.5%, en diciembre.