Las políticas que se aplican en la zona de libre comercio de Shanghai serán extendidas al resto del país, anunció el Consejo de Estado de China.

En total se extenderán al conjunto del país asiático 22 medidas que incluyen inversión, comercio internacional, finanzas, servicios y supervisión gubernamental, informó una circular del Consejo.

La adopción de esas medidas deberá quedar lista para el próximo 30 de junio cuando mucho, misma fecha en que deberá de aplicarse en todo el país seis normas aduanales a más de 100 áreas especiales de supervisión aduanal, agregó el documento.

Se pretende que esa expansión permita a los inversionistas extranjeros ampliar su radio de acción pues se fijan menos restricciones.

La decisión se tomó porque las políticas que se aplican en la zona de libre comercio de Shanghai han demostrado su éxito, afirmó el órgano del gobierno chino.

El gobierno debe abstenerse de ejercer demasiada intervención y permitir a las fuerzas del mercado jugar un papel decisivo, añadió la circular del Consejo de Estado citada por la agencia Xinhua.

La zona de libre comercio de Shanghai fue establecida en septiembre de 2013 en el marco de las reformas económicas anunciadas en esa misma época.

En 2014 el monto conjunto de las exportaciones y las importaciones manejadas por esa zona sumaron casi 122,000 millones de dólares, 8.3% más que en 2013.

Apenas el pasado siete de este mes inició un programa piloto que permite la importación directa de automóviles del extranjero sin autorización previa de los armadores locales, a fin de reducir los precios de los vehículos.

Antes, el 28 de diciembre, se estableció un fondo por 817 millones de dólares, a fin de modernizar aspectos de logística y almacenaje, impulsar bienes raíces comerciales y comercio electrónico interfronterizo, entre otros aspectos.

erp