Para hacer más eficiente y ágil la figura del Federalismo, es necesario que se den más potestades e independencia fiscal a los estados y municipios, indicó Max Diener, procurador fiscal de la Federación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“No podemos discutir el federalismo sin que los estados tengan una mayor autonomía, mayor capacidad de poder decidir sobre sus ingresos propios”, dijo al participar en el foro Federalismo Mexicano, el problema no resuelto, organizado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Apuntó que se debe tener un mayor esfuerzo en cuanto a la recaudación por el cobro del predial y el cobro eficiente del impuesto sobre ventas finales que les permita a las entidades federativas la capacidad de autonomía a nivel de las fianzas públicas.

Lo anterior lo refirió ante la dependencia que tienen la mayoría de los estados sobre los recursos que les otorga la Federación, lo cual ha implicado que se ocupen poco en recaudar más.

“Del gasto total de las entidades, 10% son ingresos propios de las entidades. Hago énfasis en el caso del predial porque México recauda 0.2% del PIB; mientras que el promedio de la OCDE es 2%, pero hay países que llegan a recaudar entre 5% y 8%”.

Recordó que en los últimos 15 años se han hecho cuatro intentos para dotar de facultades y de potestades tributarias específicas a las entidades federativas; sin embargo, no han representado un impacto significativo en las arcas hacendarios locales.

Al respecto, José Ramón Cossío, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, coincidió y agregó que el actual esquema de la federación se convirtió en un sistema caótico y desordenado.

“Debemos cuadrar el sistema federal (...) se habla de dar servicios como salud, educación y seguridad, pero cómo garantizarlo si tienes un sistema federal caótico y desordenado”.

Federalismo, ausente en debates

Sergio López Ayllón, director general del CIDE criticó que, a pesar de la importancia de hacer ciertas modificaciones en el modelo de la Federación, los candidatos a la presidencia lo han dejado como un tema ausente en sus propuestas y no fue mencionado en los tres debates.

“El federalismo es una gran herramienta, pero debemos modernizarla y adaptarla a las nuevas circunstancias (...) Es el gran ausente de la discusión y de las ofertas políticas. Todos están conscientes de que hay un problema, pero no hablan de ello”.

Abundó que el actual arreglo federal es insuficiente para lograr que exista un mejor desarrollo económico del país, en especial de la zona sur del país.

“Los candidatos hablan y proponen como si no hubiera un pacto federalista (...) pero es una realidad que hay insuficiencia en la recaudación, controles democráticos ineficientes y déficit administrativo en las entidades”.

El procurador fiscal mencionó que otro de los problemas que se tienen en el modelo del Federalismo es la asignación de los recursos.

“Cuando Santiago Levy fue subsecretario de Hacienda se amplió la recaudación participante del ramo 28 y se creó el 33 con el objetivo de etiquetar y registrar la distribución de los recursos”.

Ejemplificó que al etiquetar bien los recursos del ramo 33 se tuvo un mejor control, como es el caso del fideicomiso que entrega la nómina de los maestros, ya que se lograron identificar 44,000 plazas que de personas que no eras maestros y de los cuales se generó un ahorro por 5,000 millones de pesos.

Coincidió en que el ramo 23 de provisiones salariales y económicas, mejor conocido como la “caja negra” del presupuesto debe regularse y ajustarse a los recursos que se aprueban en la Cámara de Diputados.

erp