Los fiscales surcoreanos que investigan un escándalo de tráfico de influencias que ha afectado a la presidenta, Park Geun-hye, pidieron una orden de arresto para el jefe del fondo nacional de pensiones.

La oficina del fiscal especial refirió que Moon Hyung-pyo, presidente del Servicio Nacional de Pensiones (SNP), reconoció haber presionado al fondo para aprobar una fusión de 8,000 millones de dólares entre dos filiales del grupo Samsung el año pasado mientras dirigía el Ministerio de Sanidad.

Moon, quien está detenido desde la primera hora del miércoles, había negado en una comparecencia parlamentaria haber presionado al SNP, dependiente del Ministerio de Sanidad, para apoyar la fusión.

La asociación el año pasado de las filiales de Samsung, Cheil Industries Inc y Samsung C&T Corp se ha convertido en un asunto central en la investigación del escándalo que provocó que el Parlamento votase a favor de someter a un juicio político a la presidenta surcoreana, Park.

Lo que podemos decir es que el exministro Moon negó en un principio la acusación, pero reconoció que pidió al SNP que votase por la fusión cuando era ministro , informó Lee Kyu-chul, portavoz del equipo de la fiscalía.

Por su parte, la fiscalía especial indicó que había solicitado a un tribunal una orden de arresto para Moon por los cargos de abuso de poder y falso testimonio.