Grecia ingresó a la Unión Europea con la convicción de que era una nación que estaba a la par de Alemania o Francia. Los griegos comenzaron a vivir una Odisea en el camino a la cumbre.

La realidad y la corrupción del gobierno los llevó a un paso de la bancarrota que, de no ser atendida con las impopulares medicinas, no tardaría en llegar.

LOS LEGISLADORES DISCUTIERON LAS MEDIDAS

Aunque con una pequeña mayoría, 155 votos, el gobierno consiguió un plan de austeridad que será lento y doloroso de aplicar en los próximos tres años en la nación europea.

SUFREN POR PROTESTAR EN LA CAPITAL

Los inconformes, sobre todo jóvenes de entre 20 y 30 años, fueron recibidos por las fuerzas del orden con barricadas y gas lacrimógeno que regresaron a los policías, quienes no tuvieron una tarde tranquila ante las protestas.

OJO POR OJO ... PARECE SER LA RESPUESTA

Los protestantes acudieron a la cita protegidos con máscaras antigás y guantes. Los inconformes utilizaron cualquier objeto para repeler el accionar de las fuerzas del orden mientras se tomaban las medidas.

LA DEFENSA LLEGÓ A PUNTOS MAYORES

Los manifestantes, molestos por las impopulares medidas que les obligan a pagar altos impuestos y enfrentar reducción de ayudas gubernamentales, pagaron el precio por oponerse a las nuevas reglas.