La devaluación que hubo en los últimos meses en Argentina generó una menor salida de argentinos al exterior y un alza en la cantidad de turistas extranjeros que llegan al país.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), los 234,400 arribos de turistas extranjeros por vía aérea a los aeropuertos de toda Argentina registrados en julio del 2018 marcan un crecimiento interanual de 6.9% y representan un incremento acumulado de 5.2% en los primeros siete meses del año.

En junio, la llegada de turistas no residentes a Argentina había sido de 175,400, lo que implicó una disminución interanual de 0.8 por ciento.

¿De qué países son los turistas?

Los brasileros lideran el ranking. La llegada de turistas de Brasil ascendió a 93,300, una cifra que representó un aumento interanual de 7.6 por ciento. En segundo lugar aparece la categoría Resto de América con 30,500 y 4.3% más que julio del año pasado y en tercer puesto Europa con 29,500 y 0.6% menos.

Por su parte, Chile es el país que registró la mayor subida interanual con 30% y la llegada de 28,900 turistas no residentes, ubicándose así en cuarto lugar. Este crecimiento se registró tanto en los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque, como en el resto del país. En quinto lugar aparece Estados Unidos y Canadá con 22,600 y una variación interanual positiva de 3.8 por ciento.

“Chile, para los argentinos, era un destino turístico más que nada de compras, pero con la devaluación se cayó del ranking de las búsquedas en los últimos meses. Por el contrario, ahora hay más chilenos buscando Argentina”, explicó Mariano Basile, country manager del metabuscador de vuelos Viajala, a El Cronista.

En el caso de los turistas uruguayos, hubo una disminución de 5.5% en los que arribaron por Ezeiza y Aeroparque, mientras que aumentaron las llegadas a través del resto de los aeropuertos del país.

Respecto a las búsquedas de latinoamericanos para destinos de Argentina, desde Viajala señalaron que los países que más realizan búsquedas para viajar a Argentina son Chile, Perú y Ecuador. En tanto, afirmaron que las ciudades más buscadas son Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y Rosario.

Ciudades preferidas

Las estadísticas de turismo internacional reflejan que la afluencia del turismo receptivo creció más en los aeropuertos del interior del país, con un alza de 66.5% respecto al mismo mes del año anterior, que en Ezeiza y Aeroparque, donde la subida fue de apenas 1 por ciento.

Bariloche presentó el mayor porcentaje de crecimiento de turistas no residentes (+148%), debido en gran parte a la incorporación de vuelos directos desde Brasil por la temporada invernal. Le siguieron en orden de importancia los aumentos en los aeropuertos de Rosario, Córdoba y Mendoza. En este sentido, lideran el podio los brasileros y los chilenos. Sin embargo, Uruguay es el país que registró la mayor variación interanual (+226.5 por ciento).

Asimismo, los turistas llegados al Aeropuerto Internacional de Ezeiza y al Aeroparque Jorge Newbery provinieron de Brasil (38.7%), Europa (13.6%) y luego esto de América (12.9 por ciento).

Argentina aprueba proyecto fiscal que busca eliminar déficit

El Gobierno de Argentina acordó con los gobernadores de la mayoría de las provincias del país un proyecto de presupuesto para el 2019 que busca eliminar el déficit fiscal, que será enviado en los próximos días al Congreso, en medio de la crisis económica que sacude al país.

El consenso sobre el presupuesto es un dato de suma relevancia para los expertos financieros, que lo consideran una señal de la capacidad del presidente liberal Mauricio Macri de aplicar el ajuste comprometido este año con el Fondo Monetario Internacional.

“Hemos logrado el entendimiento de los miembros de la oposición de alcanzar el equilibrio presupuestario”, dijo a periodistas el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne tras la reunión.

“Vamos a finalizar este año con un crecimiento negativo de la economía, que va a dejar un fuerte arrastre negativo para el año próximo, por lo cual, aun cuando la economía terminara el año próximo creciendo en el cuarto trimestre a un ritmo elevado, la tasa de crecimiento que se podría mostrar igual sería muy baja”, agregó.

El presupuesto, que debe ser aprobado por un Congreso que en gran parte responde a los gobernadores, planteará un aumento en los ingresos gracias a un nuevo impuesto a las exportaciones, entre otros puntos, así como un recorte de gastos, según adelantó el gobierno.

La negociación por el presupuesto se da en momentos en que el FMI está analizando el pedido de Argentina de adelantar fondos de una línea de crédito por 50,000 millones de dólares otorgada en junio, tras el inicio de la turbulencia financiera. (Reuters)