La tasa de desempleo en Estados Unidos cayó en noviembre a 7.7%, su nivel más bajo en casi cuatro años, pero se debe a un fuerte descenso de la población económicamente activa, según cifras publicadas este viernes por el Departamento de Trabajo en Washington.

Este descenso contradice las previsiones de los analistas, que en promedio estimaban un aumento del desempleo a 8 por ciento.

Sin embargo, los datos oficiales muestran una caída de la población activa con respecto a las cifras de octubre.

En tanto, la creación de empleos aumentó 5.8% en noviembre, a 146,000 puestos netos, cuando los analistas esperaban que no fueran más de 120,000, pero los datos de octubre fueron revisados a la baja en 20%, a 138,000.

Además el Departamento de Trabajo informó que el huracán Sandy no tuvo efectos importantes sobre los datos de empleo publicados.

RDS