El desempleo de la eurozona mantuvo en septiembre su tendencia a la baja y se situó en 7.4% de la población económicamente activa, después de ubicarse en 7.5% en agosto, reveló ayer miércoles la oficina europea de estadísticas Eurostat.

En septiembre del 2020, ese dato se ubicaba en un nivel de 8.6% para el bloque que integra a los 19 países de la Unión Europea (UE) que tienen el euro como moneda de uso común.

El repunte de la actividad económica tras el fuerte impacto de las medidas de confinamiento impuestas para contener la pandemia de Covid-19 impulsa la mejora en el mercado laboral, de acuerdo con Eurostat.

Considerada la UE en su conjunto (incluyendo, por lo tanto, a los países del bloque que no adoptan el euro como moneda corriente) el desempleo se situó en 6.7% de la población económicamente activa, contra 6.9% del mes previo.

Al cierre del mismo mes del año pasado, el dato se ubicaba en 7.7 por ciento.

Así, Eurostat estimó que en toda la UE hay 14.32 millones de personas desempleadas, de las cuales 12.07 millones se encuentran en los países que adoptan la moneda común.

Eurostat también señaló que en la eurozona el desempleo entre los hombres fue de 6.5% en septiembre y entre las mujeres fue de 7%, en ambos casos hubo un leve retroceso con relación a agosto.

España, la más afectada

España registró el nivel de desempleo más elevado de la eurozona, con 14.6% de su población económicamente activa. Le siguió Grecia, que arrojó un resultado de 13.3 por ciento.

En el otro extremo de la tabla, la República Checa experimentó un desempleo de 2.6%, al tiempo que los Países Bajos registraron 3.1 por ciento.

Entre los llamados pesos pesados de la economía europea, Alemania registró un desempleo de 3.4%, al tiempo que Francia cerró septiembre con 7.7% e Italia con 9.2 por ciento.