En e l primer trimestre del año, el gasto programable del sector público los recursos que se destinan a los ramos autónomos, administrativos y generales se redujo en 6.3%, respecto de lo registrado en el mismo periodo del 2016, con lo que reportaron un gasto total por 851,038 millones de pesos.

En los ramos administrativos, se observó una reducción de 12.1%real a tasa anual, con un gasto de 248,789 millones de pesos, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. De las 27 dependencias que conforman este ramo, 21 redujeron su gasto.

La Secretaría de Economía, una de las principales dependencias que se está encargando de las renegociaciones del Tratado Libre de Comercio de América del Norte, es la que más lo redujo. En el primer trimestre del año registró un gasto por 1,384 millones de pesos, una reducción de 59.6%, respecto de lo que reportó en los primeros tres meses del 2016.

En la misma situación se encuentra la Secretaría de Relaciones Exteriores que reportó un gasto por 2,415 millones de pesos, 9.4% menor a lo que registró en el año anterior.

Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, comentó que la reducción del gasto en las dependencias se debe principalmente a que el gobierno federal busca lograr su meta de superávit primario de 0.4% del Producto Interno Bruto.

Desde el 2016 ya se habían hecho recortes para el gasto corriente y especialmente en algunas dependencias para poder lograr sus metas fiscales, entonces, con estos ajustes y con el remanente del Banco de México, lograrán el superávit primario , afirmó.

La Presidencia fue una de las dependencias que no redujo su gasto en este primer trimestre, registrando un gasto por 1,167 millones de pesos, es decir, 1% más de lo que reportó en el 2016. La Secretaría de Gobernación también registró un incremento de 3.4% en su gasto, con un total de 17,074 millones de pesos.

Si bien las dependencias han mostrado un poco de austeridad en sus gastos, en el primer trimestre del año absorbieron 57% de los ingresos presupuestarios del sector público, es decir, la burocracia sigue teniendo un alto costo, refirió Tenorio.

Todavía sigue existiendo un exceso de la burocracia, hay dependencias que siguen creando plazas con altos salarios y que no son tan funcionales (...) todavía queda pendiente eliminar aquellas áreas que duplican actividades como se prometió en el Presupuesto Base Cero , precisó.

Legislativo, sin reducir gasto

En los 10 organismos que conforman los entes autónomos se percibió una reducción en el gasto de apenas 0.9%, respecto de los primeros tres meses del 2016, con un gasto total de 19,123 millones de pesos.

El Instituto Nacional Electoral disminuyó su gasto en 23.7%, con lo que gastó 2,977 millones de pesos; mientras que la Comisión Federal de Competencia Económica gastó 66.2 millones de pesos, un incremento de 23.5%, respecto del año anterior.

El Poder Legislativo, donde se ubican los gastos tanto de la Cámara de Diputados como la de Senadores, no se distinguió una vez más por su austeridad, pues, al contrario, registraron un incremento en sus gastos de 8.2% con un total de 2,844 millones de pesos. El Poder Judicial también incrementó su gasto en 4.4%, en términos reales y respecto del primer trimestre del 2016, con un total de 10,466 millones de pesos.

Ramo 23 se ajusta el cinturón

Uno de los ramos que más controversias genera por la poca transparencia que tiene en la distribución de los recursos que asigna es el ramo 23 de Previsiones Salariales y Económica, pues en el primer trimestre del año disminuyó su gasto en 21.2%, respecto del año anterior con un total de 31,210 millones de pesos.

Este ramo forma parte de los ramos generales del gasto programable, los cuales registraron una reducción de 2.9%, con lo que sólo reportaron un gasto total de 374,292 millones de pesos. Este ramo es el que más recursos absorbe del gasto programable, ya que los recursos son distribuidos en los 32 estados.

Con respecto a las empresas productivas del Estado, Petróleos Mexicanos redujo su gasto en 18.1% en el primer trimestre, con un desembolso de 103,576 millones de pesos.