Banco de México reconoció que su sitio web fue objeto de un intento de degradación de servicio “alrededor de las 13:00 horas”, de este martes.

Este ataque provocó intermitencias o fallas en la página web durante aproximadamente 30 minutos y transcurrido ese plazo, las páginas del banco funcionaron con normalidad.

Sin embargo, precisaron que “durante este proceso, en todo momento se preservó la integridad de la información del Banco, así como la de las instituciones financieras”.

En un comunicado, la institución precisó que los mecanismos y protocolos de protección establecidos por el Banco de México para este tipo de circunstancias evitaron afectaciones a sus procesos en los mercados financieros y sistemas de pagos.

Advirtió que “utilizará todos sus canales institucionales, incluyendo su página web, para actualizar información del estado operativo de sus aplicativos”.