Los bancos que operan en el país registraron una utilidad neta de 37,800 millones de pesos al cierre de marzo pasado, 7.2% más que los 35,300 millones de pesos del primer trimestre del 2017.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el banco que más ganó al cierre del primer trimestre fue BBVA Bancomer, al obtener 11,212 millones de pesos. A este le siguieron Santander con 4,727 millones; Banamex con 4,713 millones y Banorte con 4,618 millones.

Sólo estos cuatro sumaron 25,270 millones de pesos de utilidad en la primera cuarta parte del año. De seguir con esa tendencia, la banca en México lograría resultados récord al cierre del año, superiores a los 137,000 millones obtenidos en todo el 2017.

En cuanto a la cartera de crédito de la banca, esta alcanzó un saldo de 4.7 billones de pesos en marzo, lo que representó un incremento anual de 9.6%. Al interior, los créditos comerciales aumentaron 10.4% en el periodo; los de consumo 8.4%, y los de vivienda 8.3 por ciento.

En tanto, la morosidad se ubicó al cierre de marzo en 2.19%, un ligera baja de 0.01 puntos porcentuales en su comparación anual. Fue en el portafolio de consumo donde se ubicó la tasa de morosidad más alta con 4.50%, 0.28 puntos más que en igual lapso del 2017.

Y en lo referente a la captación de recursos, el saldo total se ubicó en los 5.2 billones de pesos, un crecimiento anual de 9.0 por ciento. Los depósitos de exigibilidad inmediata crecieron 8.9% y los depósitos a plazo 18.7 por ciento.

Al cierre de marzo pasado, el sector estuvo integrado por 50 bancos en operación, dos más que en el mismo periodo del 2017, dado el inicio de operaciones de Shinhan Bank y Banco S3.

BANCA DE DESARROLLO GANÓ MÁS DE 10,000 MDP EN EL 2017

En tanto, en el 2017 la banca de desarrollo obtuvo una utilidad neta superior a los 10,200 millones de pesos, mayor en 85.2% respecto del año anterior, detalló la CNBV.

La máxima autoridad financiera explicó que del total de los beneficios netos del año precedente, la mayor contribución provino de la operación del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) cuya institución aportó 40.46% o más de 4,110 millones de pesos.

Por su parte, Banjército contribuyó con 21.79% o más de 2,213 millones de pesos del resultado anual del sector, y en tanto que la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), arrojó un beneficio de 1,660 millones de pesos o de 16.34 por ciento.

Así también de las ganancias anuales acumuladas, Nacional Financiera (Nafin) aportó 14.84% o más de 1,507 millones de pesos; el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), 4.38%, equivalente a más de 445 millones de pesos; y el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), 2.18% o más de 222 millones de pesos.

Respecto a la cartera de crédito total de la industria que alcanzó al cierre del último mes del 2017, se ubicó en más de 961,629 millones de pesos, tras crecer a tasa anual a un ritmo de 8.0 por ciento.

El mayor incremento del portafolio crediticio, según el organismo regulador, lo reportó Banobras con un alza de 41.02%, seguido de Nafin con un avance de 23.76% y en tercer lugar, Bancomext con un incremento de 21.76 por ciento.

En tanto que la cartera de crédito de SHF sólo creció de forma anual 8.48%; Banjercito, 4.63% y Bansefi apenas 0.36 por ciento.

A diciembre pasado, la banca de desarrollo contaba con activos por 1 billón 946,000 millones de pesos, saldo que implicó un crecimiento nominal anual de 7.8 por ciento.