El estatal Banco do Brasil, el mayor banco del país por activos, acelerará su estrategia de internacionalización con el objetivo de transformarse en una marca financiera global en los próximos años, dijo un ejecutivo del grupo.

Los planes incluyen una posible entrada a México, poner un pie en Africa y una posible asociación con una entidad extranjera para el negocio de banca de inversiones.

La meta del Banco do Brasil es ser un banco global en el mediano plazo , dijo el vicepresidente de negocios internacionales del banco, Paulo Caffarelli.

El banco estatal brasileño comenzó su internacionalización tras la crisis del 2008 al adquirir el control del argentino Banco Patagonia en el 2010 y del estadounidense Eurobank en el 2011.

Además del interés ya anticipado en Colombia, Perú y Chile, el Banco do Brasil está interesado en expandirse a México, dijo Caffarelli.

Nuestro foco está en países con un perfil de expansión parecido al de Brasil , dijo. Bajo ese criterio, el Banco do Brasil no contempla entrar en el mercado minorista de Europa.

La expansión en el área de banca de inversión tendería a ser a través de una asociación, debido a las reglas que impiden al BB ser controlador de un negocio en ese segmento.

Banco do Brasil buscará reforzar su actuación en esa área en respuesta a una mayor demanda de instrumentos en el mercado de capital. Banco do Brasil espera ser un líder en la inversión global.