Un pequeño banco de Florida emitirá la primera tarjeta de crédito estadounidense creada para su uso en Cuba. Ello facilitaría los viajes para los ciudadanos de Estados Unidos y que hagan negocios en una isla mayormente separada del sistema financiero de ese país.

El Banco Stonegate, basado en Pompano Beach, explicó que su MasterCard va a estar disponible a partir de hoy y permitirá a los viajeros estadounidenses realizar compras en negocios del Estado cubano y un puñado de negocios privados, mayormente restaurantes equipados apropiadamente para ello con terminales punto de venta (TPV). Hasta ahora, los estadounidenses generalmente tenían que llevar efectivo a la isla y cambiarlo en instituciones estatales que imponen un cargo de 10% al dólar o en intercambios informales con locales.

Esto será muy importante para compañías estadounidenses que hacen negocios aquí , dijo el presidente de Stonegate, David Seleski.

La utilidad de la tarjeta será limitada por el momento, no obstante. Cuba prohíbe que los poseedores de las tarjetas las usen para extraer efectivo. Y aunque el banco indica que hay 10,000 dispositivos de TPV en la isla, cajeros en tiendas del Estado dicen que a menudo no funcionan.

El embargo comercial estadounidense de 54 años ha prohibido casi todas las transacciones financieras con Cuba, incluyendo transferencias bancarias directas y el uso de tarjetas de crédito o débito estadounidenses en la isla.

Una serie de exenciones decretadas por el presidente Barack Obama como parte de una apertura con la isla en diciembre del 2014 permite a compañías estadounidenses desbloquear el uso de tarjetas de crédito y débito y abrir lazos directos con bancos cubanos que permitan transacciones financieras entre los dos países.