El Banco Mundial volvió a recortar su estimación de crecimiento para la economía mexicana en 2019, desde un 2% previo al 1.7% dado a conocer este jueves.

En su informe semestral de la Oficina del Economista Jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, señala que México comienza 2019 con un crecimiento modesto pero estable.

El nuevo pronóstico es menor al de 2.0% estimado por el organismo financiero internacional para 2019 en enero pasado, cuando dio a conocer sus “Perspectivas Económicas Mundiales”.

En el documento difundido este jueves 4 de abril, expuso también que este año se proyecta que México tenga superávits primarios y deuda en disminución, y con una inflación que se espera permanezca dentro del rango objetivo del Banco de México (Banxico), de 3.0% con un margen de un punto porcentual.

Sin embargo, la tasa de política monetaria, actualmente en 8.25 por ciento, sigue estando dentro de las más altas entre las economías más grandes de la región, lo cual refleja la necesidad del Banxico de defender el peso, dadas las señales contradictorias de la administración actual con respecto al futuro de las políticas económicas.

El lunes pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentó los Precriterios Generales de Política Económica, en los que redujo su expectativa para el crecimiento para los dos primeros años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El documento, indicó que, para el cierre del 2019, la economía mexicana tendrá una expansión entre 1.1 y 2.1%; anteriormente su estimación se ubicaba entre 1.5 y 2.5 por ciento.