Durante su discurso de los 100 primeros días de gobierno, el presidente estadounidense, Joe Biden, mencionó que 55 empresas de la lista Fortune 500, listado revelado de forma anual por esa publicación que presenta las 500 mayores empresas estadounidenses que cotizan en bolsa, no pagaron impuestos o fueron beneficiadas por reembolsos derivado de la reforma fiscal que el ex presidente Donald Trump promulgó en el 2017.

“Estudios recientes muestran que 55 de las mayores empresas del país no pagaron impuestos federales el año pasado. Esas 55 corporaciones obtuvieron más de 40,000 millones de dólares de utilidades. (Además) muchas empresas también evaden impuestos a través de paraísos fiscales en Suiza, Bermudas e Islas Caimán. No está bien”, declaró ante congresistas en el Capitolio.

Los beneficios fiscales

Las 55 corporaciones señaladas tendrían que haber pagado un total de 8,500 millones de dólares en conjunto. En su lugar, recibieron 3,500 millones de dólares en exenciones fiscales.

Por lo tanto, el total de las exenciones del impuesto de sociedades en el 2020, asciende a 12,000 millones de dólares, detalló el informe del Institute of Taxation and Economic Policy (ITEP).

El ITEP reveló que las empresas como la fábrica de artículos deportivos Nike, la empresa de mensajería Fedex, la empresa de tecnología HP, de transporte como Kansas City Southern o Dish Group de telecomunicación, por mencionar algunas, tuvieron una tasa impositiva promedio de -8.6 por ciento.

El informe explica que las tasas impositivas corporativas negativas pueden ocurrir “porque una corporación devuelve deducciones y/o créditos impositivos en exceso a un año o años anteriores y recibe un cheque de reembolso de impuestos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos”.

Como ejemplos están FedEx que no pagó el Impuesto sobre la Renta (ISR) por 1,200 millones de dólares y además recibió una rebaja fiscal de 230 millones de dólares; Nike no pagó “ni un centavo” de ISR por casi 2,900 millones de dólares de ingresos por ganancias y en su lugar se benefició de un reembolso fiscal por 109 millones de dólares.

Archer Daniels Midland, el conglomerado de la industria alimentaria, facturó 438 millones de dólares en ingresos y además recibió una rebaja de impuestos de 164 millones de dólares. Por su parte, Dish Network no pagó 2,500 millones de dólares de ISR.

Uno de los cambios fiscales que promueve Joe Biden es subir el impuesto a sociedades de 21 a 28 por ciento. “Vamos a reformar el impuesto de sociedades para que las corporaciones paguen su parte justa y ayuden a pagar las inversiones públicas de las que se beneficiarán también sus empresas”, aseguró  Biden.

Pagan cero en impuestos

El informe reveló que en tres años que lleva la Ley Tax Cuts and Jobs Act (TCJA), 26 de las 55 empresas del informe fueron evasoras; es decir, han pagado cero o les han devuelto el impuesto de sociedades total durante ese periodo.

En total, estas 26 empresas declararon 77,000 millones de dólares de ingresos por ventas en Estados Unidos en los tres primeros años de la TCJA y colectivamente se les hizo un reembolso fiscal por 4,600 millones de dólares.

ITEP refirió que cuando el presidente Donald Trump señaló su intención de recortar el impuesto de sociedades en el 2017, él y el Congreso tuvieron la oportunidad de reducir las numerosas lagunas legales que han permitido a las empresas eludir los impuestos sobre gran parte de sus ingresos desde principios de la década de los 80.

Con tres años de datos publicados sobre las tasas impositivas efectivas pagadas por las empresas que cotizan en la bolsa de valores de EU, está claro que la reforma trumpista no redujo la evasión fiscal de las empresas e incluso puede estar fomentándola, sentenció la organización.

valores@eleconomista.mx