Los ajustes fiscales que encararán Japón, la zona euro y Estados Unidos conducirán a un crecimiento económico menor y a una inflación más baja, lo que profundizaba la caída de los mercados mundiales, estimó el gerente del mayor fondo de bonos del mundo.

Bill Gross, presidente de inversiones de PIMCO y administrador del fondo Total Return Fund de la compañía, dijo que "el impulso hacia un ajuste fiscal" está creciendo en casi todos los rincones del mundo.

El Fondo Monetario Internacional presionó a Japón esta semana a comenzar un programa fiscal "creíble", que incluya un alza en el Impuesto al Valor Agregado, mientras que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, propuso metas de déficit para su país, destacó Gross.

El ejecutivo administra más de 1 billón de dólares en activos, en su mayoría de renta fija, en PIMCO, que tiene sede en Newport Beach, California.

Gross dijo que Grecia aún se roba la escena. "El ajuste fiscal que enfrenta Grecia y las economías periféricas es obvio, y para Grecia, al menos es una condición del acuerdo de financiamiento del FMI y la UE", señaló.

"El impulso hacia un ajuste fiscal es aparente en Estados Unidos, con Nueva Jersey como ejemplo y esta semana en California. Están proponiendo recortes presupuestarios por miles de millones de dólares", afirmó

RDS