México es de los países más desiguales del mundo debido a que el 10% más rico de la población gana 30 veces más que el 50% del estrato más pobre del país, detalla el informe World Inequality Report 2022.

En este sentido, mientras el 50% de los más pobres consiguen en promedio 42,700 pesos al año, el 10% más rico obtiene 1.3 millones de pesos per cápita. Asimismo, el 10% de los más ricos concentra el 57% de los ingresos totales en México; mientras que el 50% de los más pobres apenas poseen el 9 por ciento.

“A diferencia de las grandes economías los datos disponibles sugieren que México no experimentó una fuerte reducción de la desigualdad durante el siglo XX. De hecho, la desigualdad de ingresos en México ha sido extrema a lo largo del siglo pasado y del actual”, reveló el documento.

El estudio también demuestra que la población más pobre carece de riqueza (suma de activos financieros y no financieros como viviendas), en otras palabras su riqueza neta es negativa, lo que significa que este grupo tiene más deudas que propiedades. Esto contrasta fuertemente con el 10% de la población más rica, que posee en promedio 6.5 millones de pesos en riqueza.

Mientras tanto la riqueza media de los hogares mexicanos asciende a más de 833,660 pesos, detalló el Laboratorio de las Desigualdades Mundiales.

 

Mujeres representa 33% ingresos laborales, la más baja de AL

El estudio elaborado por Thomas Picketty y Esther Duflo, entre otros economistas, muestra que en el país la participación de las mujeres en los ingresos laborales es del 33 por ciento.

No obstante, el porcentaje está por debajo del promedio de América Latina (AL) de 35 por ciento. Además de países como Brasil que muestra un 38% o de Argentina que tiene un 37% de participación femenina en los ingresos laborales.

Asimismo, el porcentaje mexicano está apenas por encima de la media de África subsahariana (28%) y por debajo de los niveles en Europa Occidental y Oriental (38 y 41%, respectivamente).

Sin embargo, a pesar de ser la proporción más baja de la región; los ingresos laborales de las mujeres en el país ha aumentado de forma significativa en 31 años con nueve puntos porcentuales ya que en 1990 el sector femenino representaba 23.6%, de acuerdo con el informe.

Contaminan más los ricos

El reporte también demuestra que también hay desigualdad “elevada” en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) ya que el 50% de la población más pobre emite menos de 2 toneladas de CO2 al año. Mientras que las emisiones del 10% de la población más rica son más de 10 veces superiores (20 toneladas al año).

Los niveles de desigualdad en emisiones de CO2 son superiores a los de Brasil, en donde el 10% de la población más rica emite ocho veces más que el 50% más pobre e incluso comparables a los resultados de China en donde el 50% más bajo sólo aumentó sus emisiones de 1.5 a 3 toneladas durante los últimos 31 años.

santiago.renteria@eleconomista.mx

rrg