Raúl Jiménez fue clave para que el Wolverhampton creciera su popularidad en México, pero el club inglés tiene más que un as bajo la manga. Para los Wolves la construcción de su marca tiene toda una arquitectura en la cual el futbol es el pilar más importante, pero no el único pues encontró una oportunidad de capitalizar su negocio de eSports, desde de una construcción independiente con su propia base de fans.

El acercamiento de clubes como el Wolverhampton en los eSports va más allá de participar en la ePremierLeague Invitational, pues desde antes que la pandemia modificara las dinámicas del deporte convencional, el club inglés se alió con la organización Bundled y comenzó el reclutamiento de fichajes especializados en eSports con los brasileños Flávio Brito y Ébio Bernardes, y ha participado en ligas y torneos como FIFA eClub World Cup, FIFA Online 4 Champion Cup e Identity V League.

Aún son contados los ejemplos de clubes deportivos que incursionan en la modalidad de eSports de una manera diferenciada del deporte convencional, con sus propias dinámicas, gamers y seguidores; entre ellos se encuentran los Dallas Cowboys con Complexity Gaming, el Real Betis con Cream Esports, el River Plate en Argentina y las Chivas en México por citar algunos ejemplos.

En entrevista con El Economista Manuel Terrones, fundador de No Tilt, compartió su visto bueno a esta modalidad de negocio que están adquiriendo las competencias tradicionales y pronosticó que dicho modelo se continuará replicando en los próximos años no sólo en el futbol, donde jugadores como Chicharito o el Kun Agüero se han mantenido a la vanguardia a través de streamings, sino que también se convierte en tendencia en deportes como el futbol americano, el baloncesto o la Fórmula 1.

“Esto es de vanguardia, innovador, se le ve con tradición en algunos aspectos, sin embargo lo que se está viendo en los últimos dos años y que continúa la tendencia es que si los equipos tradicionales van a conformarse o fusionarse con algún tipo de organización de eSports, ¿cómo van a coexistir? Algunas no se han fusionado. De hecho, el caso de Team Liquid, por ejemplo, es muy relevante, en lugar de irse a una organización deportiva tuvo una alianza con Disney, entonces es raro cómo se van fusionando los eSports a los mercados tradicionales”.

La llegada de Raúl Jiménez a los Wolves, donde se ha convertido en referente histórico, le abrió la oportunidad al club de ingresar al mercado mexicano y no ha desaprovechado las opciones de continuar activando su marca. El equipo realizó dos  activaciones de FIFA en México durante el último mes con el jugador de 29 años jugando contra Giovanni Dos Santos del Club América y Rodolfo Pizarro del Inter Miami. Ambos fueron televisados por el canal deportivo TUDN y transmitidos a millones de fans.

El especialista indicó que en caso de que Raúl Jiménez decidiera partir del club, sería necesario que la división de eSports de los Wolves se mantenga con figuras reconocidas para continuar atrayendo al aficionado mexicano.

“Si quieren entrar al mercado en una forma fuerte, agresiva o, incluso, querida, que busquen figuras de las disciplinas que van a trabajar en el mundo de los eSports reconocidas en México, ni siquiera tienen que ser mexicanos, pero sí reconocidos o queridos, de esta forma es instantáneo porque todavía el mundo de los eSports, salvo algunos que lo han conseguido lograr, todavía se mueve por figuras y no por equipos”.

—¿Qué tanto has notado el interés de patrocinadores mexicanos de incursionar en los eSports?

“Ha habido un gran interés pero al mismo tiempo una gran desconfianza. El mercado ha sido sucio: muchas competiciones no han pagado premios, muchas métricas han sido inventadas, audiencias con números por encima de las realidades, hay desconfianza porque es algo muy nuevo y hay varios sectores que los quieren ocupar y explotarlo pero es un poco que lo quieren hacer bien” finalizó Terrones.

[email protected]