El seleccionador de Holanda, Bert van Marwijk, tomó este domingo partido por el delantero Robin van Persie, duramente criticado por la prensa neerlandesa por su falta de rendimiento en los dos primeros partidos por el Grupo E de la Copa del Mundo.

"Robin tiene suficiente sentido de la autocrítica. Y él mismo es consciente de que no jugó a su mejor nivel frente a Dinamarca y Japón. No está contento pero va a mejorar, estoy seguro", afirmó el entrenador de la 'Oranje' durante una conferencia de prensa, en esta jornada.

"Robin ha estado lesionado durante un largo período en esta temporada, y necesita jugar para poder recuperar su mejor nivel. Por esta razón, mantendré al mismo equipo que debutó (el jueves) contra Camerún", continuó Van Marwijk.

El delantero del Arsenal inglés se lesionó de un tobillo en el mes de diciembre pasado y regresó a la competición recién en abril.

Durante los partidos amistosos de preparación al Mundial, el jugador se mostró particularmente brillante, y anotó un total de cuatro goles en tres encuentros disputados.

"La prensa entonces lo aduló, pero él sigue siendo el mismo jugador. No ha perdido sus mejores sensaciones, sólo hay que ser un poco más pacientes con él", consideró Van Marwijk.