El US Open de tenis permitirá la entrada a los fans al 100% de su capacidad durante sus dos semanas de actividad, luego de que la edición de 2021 se celebrara sin público en las tribunas.

El último Grand Slam de la temporada se jugará del 30 de agosto al 10 de septiembre en Flushing Meadows en Nueva York. La Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA por sus siglas en inglés) anunció ayer que las entradas serán puestas a la venta en el 15 de julio.

De esta forma, el US Open se convertirá en el primer Grand Slam en permitir el aforo completo desde el Abierto de Australia en enero de 2020, antes de que el virus, covid-19, adquiriera carácter de pandemia.

Las relajaciones en las medidas de distanciamiento social en el estado corresponden a que el 70% de sus adultos han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus. El miércoles, los Mets, de las Grandes Ligas, anunciaron que a partir de la próxima semana abrirán el Citi Field al 100% de su capacidad.

Roland Garros permitió la entrada a poco más de 5,000 aficionados en su primera semana, cifra que fue incrementando hasta 13,000 personas. La pista central de Wimbledon permitirá un 50%, aumentando hasta el 100% para las finales.

Wimbledon, que dará inicio el 28 de junio, fue cancelado por completo en su edición de 2020 a causa de la pandemia, se trató de la primera vez desde 1945 que el torneo no se celebró.

La edición del US Open de 2019 recibió a más de 700,000 espectadores, mientras que en 2020 la japonesa Naomi Osaka y el austriaco, Dominic Thiem, se coronaron ante 150 medios, empleados y amigos en el estadio Arthur Ashe.

“Si bien estábamos orgullosos de haber podido realizar el evento en 2020, extrañamos tener a nuestros fanáticos en el lugar, porque sabemos que son una gran parte de lo que hace que la experiencia del US Open sea diferente a cualquier otra. Los desafíos presentados por la pandemia fueron duros para todos nosotros, pero nuestro deporte se unió como nunca antes y enfrentó cada desafío”, dijo en un comunicado Mike Dowse, CEO de USTA.

deportes@eleconomista.mx