La UEFA, organismo rector del futbol europeo, aprobó la limitación de los precios de las entradas para los aficionados en sus competiciones de Champions League y Europa League con efecto inmediato.

Es decir, los precios de las entradas para los aficionados visitantes se limitarán a un máximo de 77 dólares en la Champions League y 49 dólares en la Europa League, que según la UEFA representa el nivel del precio de la categoría más baja para las dos competiciones.

La nueva regulación también complementa la regla existente que estipula que el precio de las entradas para los aficionados no debe exceder el precio pagado por las entradas de una categoría comparable que se venden a los seguidores del equipo local.

“Los fans son el alma del juego y aquellos que siguen a sus equipos a partidos fuera de casa deben tener acceso a boletos a un precio razonable, teniendo en cuenta el costo en el que ya tuvieron que incurrir para su viaje. Al limitar los precios de las entradas, queremos asegurarnos de que los fans visitantes puedan viajar a los juegos y desempeñar su papel para hacer que la atmósfera dentro de los estadios sea especial”, dijo Aleksander Čeferin, presidente de la UEFA.

La decisión de la UEFA se produce después de que los aficionados del Arsenal, Chelsea, Liverpool y Tottenham, que entre todos jugaron las finales europeas la temporada pasada, pidieron poner boletos más asequibles para los seguidores que viajan.

Los fans del Liverpool y el Tottenham recibieron sólo 33,286 de 68,000 boletos para la final de la Champions League de la temporada pasada en Madrid y las complicaciones fueron causadas por la final de la Europa League entre Arsenal y Chelsea que se celebró en Bakú, con muchos seguidores alejados por el costo y el viaje a Azerbaiyán.

“Llegar a una final de la Champions League o de la Europa League debería ser una experiencia maravillosa para los seguidores de un club. En cambio, pueden enfrentar una lucha sólo para asistir al partido. Los problemas varían desde un número inadecuado de boletos otorgados a los finalistas hasta arreglos de viaje imposibles. Con demasiada frecuencia, los fans que habían apoyado a sus clubes en cada ronda hasta la final se quedaron sin dinero o no pudieron asistir a la final”, decía una de las peticiones de los aficionados.