El estadio Twickenham ha tenido su dosis de tacleadas, goles de campo y pases. La NFL está a punto de ofrecer más, pero con algunas diferencias.

Un evento deportivo que no es de rugby se llevará a cabo en el estadio por primera vez en sus 107 años de historia cuando el domingo abra sus puertas para el encuentro entre los Rams de Los Ángeles y los Giants de Nueva York.

Después de sostener 15 partidos a lo largo de 10 años en el Estadio Wembley, la NFL ha decidido ampliar un poco sus horizontes internacionales, trasladando uno de sus juegos anuales fuera de Estados Unidos a una sede distinta en Londres.

Incluso para quienes han acudido a los partidos en Wembley, el juego del domingo ofrecerá una atmósfera distinta. Piénsese en algo similar a lo que sucedería en Estados Unidos como una mezcla del Lambeau Field y el Wrigley Field.

Twickenham es definitivamente una sede suburbana y residencial, y por ello ofrece una experiencia muy distinta a los aficionados , declaró Mark Waller, vicepresidente ejecutivo para eventos internacionales de la NFL. Pienso que será fascinante e interesante para nuestros aficionados dar información sobre la manera en que esta experiencia se comparará a lo que muchos de ellos de antemano han visto y conocen en Wembley .

Para preparar el Twickenham para el juego del domingo, la NFL y la liga de rugby necesitaron realizar una serie de cambios importantes.

La NFL también tiene acuerdos para sostener al menos dos juegos al año en el Estadio Wembley hasta el 2020 y empezará a tener al menos dos partidos anuales en el remodelado White Hart Lane, hogar del club Tottenham de la Liga Premier inglesa, a partir del 2018.