El Barcelona sacó mínima ventaja de su localía en el Camp Nou, luego de vencer 3-2 al Real Madrid en el partido de "ida" de la Supercopa de España, y de este modo la serie quedó abierta para la próxima semana en el Santiago Bernabéu.

Pedro Rodríguez, al minuto 56, el argentino Lionel Messi, de penal al 70, y el volante Xavi Hernández, al 78, anotaron por los catalanes, mientras que el portugués Cristiano Ronaldo, al 55, y el argentino Angel Di María, al 85, marcaron por los "merengues".

Con el antecedente de la primera fecha de la Liga, donde con buen desempeño el Barcelona goleó a la Real Sociedad y el Real Madrid con pobre actuación empató con el Valencia, así inició el primer capítulo de la Supercopa de España con los culés dominadores.

Fiel a su estilo de tener el balón, el Barcelona comenzó a tejer llegadas sobre el arco defendido por Iker Casillas, asfixió las salidas de los "merengues" para recuperar la pelota rápidamente; Lionel Messi envió los dos primeros avisos de real peligro.

Hasta la media hora de partido el Real Madrid se animó a atacar, apostó por los contragolpes pero sin preocupación para el cancerbero Víctor Valdés, que en la primera mitad sólo se esforzó a cortar un centro que esperaba rematar el francés Karim Benzema.

El Barcelona dominó a placer el primer lapso pero sin concretar, en tanto los madridistas se fueron satisfechos, pues sin mucho esfuerzo el empate estaba firmado.

Tito Vilanova inició con el brasileño Adriano Correia y el portugués José Mourinho con José María Callejón como sus novedades del 11 inicial.

En la parte complementaria el encuentro mejoró un poco, debido a que el Real Madrid se animó a ofender el arco de Valdés, aunque sin mucho futbol le alcanzó a la visita en una jugada a balón parado para adelantarse en el marcador.

A los 55 minutos, el alemán Mesut Ozil ejecutó un tiro de esquina desde la punta derecha donde el portugués Cristiano Ronaldo se anticipó a su marcador para rematar de cabeza y dejar sin posibilidades a Valdés, lo que significó el 1-0 parcial.

Pero el gustó le duró poco a los "merengues" ya que en el saque blaugrana desde el centro del campo el balón lo tomó el argentino Javier Mascherano, quien filtró un pase correcto a Pedro Rodríguez, para que ingresara al área y con derecha venció a Casillas.

Mourinho quiso atacar más, envió al campo a los argentinos Gonzalo Higuaín y Angel Di María, pero las cosas se invirtieron, cuando empezaba a tener el balón el equipo blanco en una jugada el Barcelona propició una pena máxima para revertir la situación.

Andrés Iniesta fue derribado por Sergio Ramos y el silbante Clos Gómez no dudo en marcar penal, mismo que fue ejecutado por el pampero Messi, que de zurda engañó a Casillas, quien se lanzó al lado derecho para poner el 2-1 a los 70 minutos.

El 3-1 no tardó en llegar cuando al 78, los dos cerebros del Barcelona se juntaron, Andrés Iniesta en una buena jugada individual sirvió al hueco para que Xavi entrara solo al área para perforar el arco del Real Madrid.

Los pupilos de Mourinho recibieron un regalo del portero catalán Valdés al minuto 85, cuando éste en lugar de reventar se quiso quitar a Di María, quien le robó el esférico para poner sin problemas el 3-2, justo después de que Casillas le había negado el cuarto gol a Messi.

Con este resultado final de 3-2, el próximo miércoles el Real Madrid buscará coronarse con el 1-0 gracias al gol de visitante, mientras al Barcelona le bastará con una igualada.