Rodrigo Ares de Parga dejará el cargo de presidente de la Junta Directiva del Club Universidad Nacional al finalizar el Apertura 2019, lo anunció el mismo directivo a través de un comunicado de prensa, luego de que hace unas semanas expresó sus intenciones al rector de la UNAM, Enrique Graue.

“El rector Graue estuvo de acuerdo con mi decisión, la cual será comunicada a la Asamblea General de la Asociación en su próxima reunión”, expuso Ares de Parga.

Dicha reunión se celebrará en marzo del 2020, por lo que ahora, al finalizar el torneo, se analizará si es necesario colocar un presidente interino de la Junta Directiva.

Tras tres años en el cargo construyó La Cantera 2, que fue hecha en unos terrenos prestados por la UNAM y aún no termina el proyecto del hotel y casa club de Pumas.

Pese a las finanzas sanas que mantiene el equipo, los resultados deportivos no han sido los esperados. El máximo logró de los felinos durante la gestión de Ares de Parga fue alcanzar las semifinales del Apertura 2018, mientras que en tres torneos los auriazules permanecieron en los últimos puestos de la tabla de clasificaciones y en otras dos ocasiones se despidieron de la Liguilla en cuartos de final.

Su gestión al frente del Club Universidad inició en mayo del 2016, al sustituir a Jorge Borja Navarrete; Pumas venía de lograr el quinto lugar en la Copa Libertadores y el subcampeonato en el Apertura 2015 al perder la final contra Tigres de la UANL.

Algunas de las transacciones más controversiales como presidente de la junta deportiva fueron las ventas de Ismael Sosa a Tigres y la de Nicolás Castillo al Benfica de Portugal, así como dejar en libertad a Darío Verón, leyenda del club luego de jugar 14 años en la institución.

En el anuncio de su salida, Ares de Parga manifestó que el trabajo realizado estos tres años dará frutos más adelante.

“Estoy convencido de que los cimientos que la actual administración está dejando al Club serán una base sólida para el desarrollo de Pumas y de sus jóvenes futbolistas en el futuro cercano”.

Al apartarse de su cargo, el presidente será el primero en no completar su periodo al frente del equipo, mismo que se completaba en año 2020.

Para este torneo llegó al equipo Jesús Ramírez como presidente deportivo y una de sus primeras decisiones fue reemplazar a Bruno Marioni en el banquillo y contratar al español Miguel González Míchel, y luego de 14 jornadas el equipo está en el sitio 10 del Apertura 2019 con 18 unidades, a un punto de los puestos de Liguilla, con la mejor defensa del torneo al recibir 12 tantos, igualado con Tigres, pero con la cuarta peor ofensiva, con solo 14 goles marcados.

En lo que resta del Apertura a los Pumas les falta enfrentar a Querétaro de visita, al Atlas en casa, al Puebla en el estadio Cuauhtémoc, recibir al FC Juárez y cerrar el rol regular como visitante frente al Pachuca.