La semana de clásicos entre América y Chivas dejará una derrama económica de 116.3 millones de pesos, teniendo como principal fuente de ingresos la venta de boletos en los estadios, aunque también se toma en cuenta las ganancias por la venta de cerveza y la publicidad estática en el estadio.

La venta de entradas representa para cada uno de los equipos los mayores ingresos en taquilla en lo que va del 2019 y, para la cuenta total de ambos clásicos, siete de cada 10 pesos se generaron de la venta de boletos.

Clásico de Liga, 75% más costoso que en Copa

El interés mediático del enfrentamiento entre América y Chivas, así como la trascendencia del duelo de cuartos de final en la Copa MX provocaron que el Estadio Azteca registrara su mejor asistencia desde la final del Apertura 2018, ante Cruz Azul.

Hasta antes del partido de Copa ante Chivas, las Águilas registraban un promedio de asistencia en el torneo de 10,589, mientras que en liga el índice de asistencia a los juegos de local llegó a 19,890 personas. El precio promedio de los boletos para los ocho partidos de local de América no superaba 450 pesos, pero el enfrentamiento ante Chivas provocó que aumentara el precio promedio de los boletos hasta 614 pesos.

América tuvo ingresos por 34.9 millones de pesos por la venta de 56,950 boletos del juego de Copa, teniendo un rango de precios de entre 250 pesos el más barato hasta 900 pesos el más costoso.

En tanto, Chivas hizo un incremento de 636 pesos en el precio promedio de las entradas entre el partido ante Rayados, frente al clásico con América.

La directiva de Chivas informó que el miércoles en la tarde se agotaron las entradas para el partido de la jornada 11, por lo que se aseguran ingresos por la venta de 46,232 boletos.

El precio promedio para el partido de Liga en Guadalajara se ubica en 1,076 pesos, lo que significa un incremento de 75% respecto al precio del clásico de Copa MX. Chivas obtendrá ingresos de 49.7 millones de pesos, como resultado del partido más costoso del futbol mexicano en lo que va del torneo Clausura 2019.

Chivas informó que se vendieron las 46,232 localidades que el club pone para venta al público para la jornada 11 del Clausura 2019 que, con un precio de 1,076 pesos en promedio por boletos, el equipo tendrá ingresos de 49.7 millones de pesos y significa un incremento de 75% respecto al precio promedio del clásico de Copa MX.

El boleto más costoso del partido del próximo sábado se ubica en 1,540 pesos.  Entre ambos partidos se reunirán 102,832 personas y abre la oportunidad de aumentar el consumo y derrama económica por la venta de cerveza que, según cifras de la organización Cerveceros de México, los fans mexicanos consumen 1.2 vasos de cerveza en los estadios de futbol. El índice de venta de cerveza significaría una derrama económica de 11.7 millones de pesos.

En el estadio Azteca, el precio del vaso de cerveza es de 100 pesos, por lo que multiplicado por los aficionados y el consumo promedio, la derrama económica se ubica en 6.8 millones de pesos.

En el estadio Akron de Chivas, el precio de la cerveza es de 90 pesos, que, multiplicado por los 55,478 vasos que se venden en un partido con aforo agotado, resultan en ingresos por venta de cerveza de 4.9 millones de pesos.

Publicidad sólo genera ingreso en Copa

La publicidad estática en el Estadio Azteca generó ingresos de 20 millones de pesos y correspondieron sólo al partido de Copa MX, ya que el clásico de Liga MX ya forma parte del programa de venta de cada equipo por todo el torneo.

“El monto del patrocinio que las marcas le otorgan a los equipos les da el derecho para estar presentes en los partidos de Liga, Liguilla, Copa, amistosos e internacionales. Para las marcas siempre será un plus que, en los partidos más importantes, finales, semifinales, se encuentren los equipos más populares”, indica Hussein Forzán, creative mánager de la agencia Publimarketing.

En fase de grupos e incluso de octavos de final de la Copa MX, no aparecían las vallas electrónicas de publicidad, pero debido a que en cuartos de final se enfrentaron América y Chivas, se calcula que se generaron 18 millones de pesos, cuyo monto se divide entre el número de anunciantes que quieran aparecer durante los 90 minutos del juego. Los tapetes de publicidad que se colocan a un lado de las porterías significan 2 millones de pesos de inversión para Caliente MX, la casa de apuestas que apareció en el partido de Copa. En el clásico de Liga, la publicidad del estadio Akron ya está vendida con anterioridad, por lo que no hay ingresos que se generen en exclusivo por el partido de la jornada 11.