Johannesburgo.-El brasileño Ronaldo, con 15 dianas en cuatro Mundiales, es el rey goleador en la historia del evento, delante del alemán Gerd Muller (14) y el francés Just Fontaine, quien ostenta el récord de más tantos en un solo torneo (Suecia-1958).

Alemania-2006 para Brasil es un triste recuerdo. Era superfavorito, contaba con una plantilla estelar y llegaba ganando todos los torneos que jugaba. Pero el final fue fatal, con una derrota inesperada en cuartos de final frente a Francia (1-0).

De aquella tierra, los brasileños se marcharon con la cabeza baja, salvo Ronaldo, que había pasado a la historia al gritar su gol número quince, tras resucitar varias veces de lesiones complicadísimas, en su cuarto Mundial, que no podrá ser un quinto al no haber llegado en buena condición física a 2010.

"Prefiero recordar la Copa del Mundo como un lindo recuerdo", soltó desmoralizado el delantero del Corinthians, que fue seguido de forma intermitente por el seleccionador Dunga, que nunca lo convocó tras su rotura de ligamento de rodilla en Milán, antes de volver a recuperarse al Brasileirao.

Bota de Oro en Corea del Sur/Japón-2002, donde se consagró campeón mundial por segunda vez (la primera en 1994), esta vez como titular y goleador del certamen con ocho dianas, y Balón de Oro en Francia-1998, donde acabó subcampeón y marcó cuatro tantos, el 'Fenómeno' se ganó con creces ese apodo entre los artilleros.

El ex delantero del Real Madrid, Barcelona, Milan e Inter incluso superó a la leyenda de los brasileños, Pelé, autor de 12 tantos en Copas del Mundo (de 1958 a 1970).

Esa lista de realizadores con más de una decena de tantos en Mundiales la completan el húngaro Sandor Koscis y el alemán Jurgen Kinsmann, que lograron once.

El germano Miroslav Klose, que acumula 10 dianas entre 2002-2006 y está en los planes de Joaquim Low de cara a Sudáfrica-2010, es el único a tiro para hacerle sombra a Ronaldo.

Tampoco parece probable que en Sudáfrica se rompa el récord del ruso Oleg Salenko ni del francés Just Fontaine. El puntero de Francia en Suecia-1958 se despachó con la friolera de 13 goles y pese a ello los Bleus acabaron terceros, detrás del campeón Brasil y el anfitrión.

Pero mucho más amarga resultó la plusmarca de Salenko, que en Estados sos golearon 6-1 a Camerún, pero acabaron terceros en la llave, detrás de Brasil, a la postre campeón en el primer Mundial de Ronaldo, y Suecia, que fue tercera.

BVC