El torneo francés Roland Garros 2020 podrá tener a los aficionados en las butacas. Los organizadores anunciaron que permitirán la asistencia de 11,500 personas diarias.

La Federación Francesa de Tenis comunicó que las canchas Philippe Chatrier y Suzanne Lenglen recibirá un máximo de 5,000 fans y la pista Simonne Mathieu 1,500. Las tribunas serán divididas en tres zonas, los aficionados no pasarán entre áreas y la mascarilla será obligatoria.

Los últimos boletos disponibles saldrán a la venta el 11 de septiembre. El torneo se realizará del 21 de septiembre al 11 de octubre. Durante la ronda de clasificación, la primera semana, los juegos serán a puerta cerrada y los poseedores de entradas serán reembolsados. Las figuras del torneo, con Novak Djokovic y Rafael Nadal como los favoritos en hombres y Simona Halep y Karolina Pliskova en mujeres, comenzarán su participación a partir del domingo 27 de este mes.

“La principal medida de protección es permitir que todas las personas respeten las pautas de distanciamiento social y las precauciones de higiene: en primer lugar, el protocolo de seguridad y salud establece que todas las personas deben cubrirse el rostro, que se gestionará el flujo de personas para que las pautas de distanciamiento social puedan ser respetadas y, por la misma razón, asegurar que se dejará suficiente espacio entre los espectadores cuando estén sentados”, explicó Jean-François Vilotte, director general de la Federación Francesa de Tenis.

La bolsa de premios se redujo de 42.6 millones de euros en 2019 a 38 millones este año. Serán los ganadores los que vean una mayor reducción en beneficio de los primeros eliminados. Los que pierdan en la ronda de clasificación se llevarán 10,000 euros y los que pierden en la primera ronda se embolsarán 60,000 euros, se señala en un comunicado, pero no se especifica cuánto se llevarán los campeones.

Respecto a las entradas, se estima que el promedio del precio del boleto los primeros días ronde los 70 euros, sin considerar los paquetes de entradas ni los palcos. Si el público podrá acceder a partir del 27 de septiembre, serán 15 días de competencia con aficionados, lo que representaría un ingreso de 805,000 euros días y se rebasaría los 12 millones durante el torneo, con un costo promedio de 70 euros, pero las entradas suben su precio una vez que se avanzan las rondas hasta la final, por lo que en la última semana se alcanzaría el millón de euros por día.

Para esta edición, Roland Garros tiene como principal sponsor a BNP Paribas, como socios Premium a Emirates, Lacoste, Oppo, Peugeot y Rolex, mientras que socios oficiales son Engie, Pierre, Infosys, Wilson y como proveedores oficiales tiene a Accor, The Adecco Group, JC Decaux, Lagardére, Lavazza, Magnum, Mastercard, Moet Hennessy, Orange, Potel Chabot y Tropicana, una carretera de 21 socios.

deportes@eleconomista.mx