Con un gran talento por explotar, la joven de Maracay, Venezuela salió de su país en busca de más. Cuatro años después, partió de Estados Unidos rumbo a Madrid con una carrera universitaria, como una exitosa futbolista y como una prometedora figura en todo nivel, incluyendo el comercial.

La trayectoria que ha forjado Deyna Castellanos la ha convertido en una imagen reconocida en el mundo del balompié sin siquiera haber debutado en un club profesional. A la fecha, es máxima goleadora de diversos campeonatos juveniles, además de campeona del mundo categoría Sub 17, y ha estado nominada al Premio Puskás y The Best FIFA 2017. Para dimensionar su popularidad, sólo unas pocas futbolistas, de la talla de Alex Morgan, Megan Rapinoe o Marta Vieira da Silva, de trayectoria tan destacada como longeva en el deporte rey, cuentan con un mayor número de seguidores en redes sociales.

La semana pasada la venezolana fichó por el Atlético de Madrid femenino hasta el 2022, la noticia la hizo incrementar en número de seguidores su cuenta de instagram, de 1 millón 319,884 a 1 millón 348,336 en tan sólo tres días. Nadie en su nuevo equipo, uno de los más exitosos de los últimos años, es tan seguida en redes como Queen Deyna. Dicha estadística resulta importante a la hora de buscar patrocinios, pues es una de las métricas favoritas para las marcas y su exposición.

Por su decisión de estudiar una carrera universitaria antes de llegar al futbol profesional, Castellanos eligió comunicación social, e ingresó al programa de la NCAA en Florida State University. “Una carrera es algo que siempre quise en mis planes de vida, porque más allá de ser futbolista quiero crecer como persona. No es lo mismo que te llamen Deyna Castellanos, la jugadora de futbol, que licenciada Deyna Castellanos y también jugadora de futbol. Es como un plus. Y sencillamente tú como mujer siempre tienes que tener una segunda opción”, comentó.

Al tratarse de un programa para deportistas amateur, a los atletas no se les permite contar con patrocinadores (nuevas reformas a las políticas de la NCAA se exploran desde el 2019), las marcas ansían la graduación de los atletas más destacados para acercarse a ellos y aunque es una práctica más común en el género masculino, el talento de Deyna rebasa las fronteras. El medio estadounidense Pro soccer USA la proyectaba como una de las jugadoras más comercializables del país de haber permanecido en la NWSL.

En entrevista con El Economista, Guillermo Zamarripa, fundador de la agencia The Marketing Jersey y mánager de la futbolista, explicó que a la fecha Castellanos cuenta con unas 30 marcas globales interesadas en crear una alianza con su nombre: “Deyna misma tiene ya cuatro años diciendo que no a muchas marcas de Venezuela, de América Latina en general, marcas globales que la han querido utilizar como plataforma. Ahora que ya entra al profesionalismo, ya estamos explorando esas posibilidades”.

“Lo que va a pasar en los siguientes meses o van a empezar a ver es a una Deyna Castellanos muy selectiva, muy fiel a sus valores, a lo que ella quiere empujar en cuanto a la equidad de género, a asociarse con marcas que sean lo que ella cree en cuanto a la equidad en el futbol femenino, y de ahí que 80 o 90% de esas marcas va a ser un ‘no’. Es también un poco de la estrategia que estamos elaborando con ella, porque tampoco se trata de asociarnos con la mayor cantidad posible de marcas; se trata de asociarnos con las correctas”, expresó el representante.

De momento, Zamarripa no puede definir si el interés de las marcas por la futbolista se trata de una evolución de la cultura de patrocinio en el futbol femenil en general o si se trata de un caso aislado: “Afortunadamente y desafortunadamente Deyna es un caso especial. Digo afortunadamente porque es parte de la agencia y tenemos ya tiempo trabajando con ella. Deyna tiene conexión con el fanatismo del futbol de una manera muy especial por muchas razones, y evidencia de ello fue lo que ocurrió esta semana con su anuncio. Nunca antes en la historia del futbol un fichaje femenino había causado tanto conflicto entre fans, tanta polémica, tantos rumores. A mí me encantaría pensar que es un reflejo del crecimiento del futbol femenino y creo que sí va por ahí un poco, pero siento que es mucho lo especial y lo única que es Deyna Castellanos”.

Respecto al beneficio de Latinoamérica con el fichaje de Deyna, Zamarripa opinó: “Eso todavía está en veremos. La exposición mediática que hacen de su fichaje y el hecho de que se va hablando mucho en América Latina y en Venezuela, naturalmente, de sus goles, de sus asistencias, de su camino en general por el futbol europeo, creo que eso ayuda a que la juventud y las nuevas generaciones se den cuenta en Venezuela y en América Latina en general que sí se puede, que una mujer como ellas, que viene de Venezuela, que ha pasado por muchas dificultades que las jóvenes hoy en día tienen que pasar para ser futbolistas, que alguien lo logró y que ellas también lo pueden lograr”.

[email protected]