Asunción. Como ha ocurrido en casi todas las anteriores versiones de los Juegos Olímpicos, Paraguay llevará a la justa de Londres una reducida delegación deportiva integrada por siete atletas de distintas especialidades.

El representativo paraguayo estará conformado por un nadador, dos atletas, un mesatenista, una tenista, una remera y un judoca, cifra ínfima que prácticamente lleva a cero la posibilidad de obtención de alguna medalla, en los Juegos Olímpicos 2012.

En contraste, junto a los competidores viajarán 15 personas, entre dirigentes deportivos, entrenadores y un médico, duplicando la cifra de atletas, lo que ha sido cuestionado por sectores vinculados al deporte, aunque la situación se ha repetido en las últimas justas.

El nadador Benjamín Hockin, que con sus 22 años, representa las mejores posibilidades competitivas de Paraguay, será quien tendrá el honor de llevar la enseña patria, en la inauguración de las olimpiadas londinenses a iniciarse el próximo 27 de julio.

Hockin, obtuvo las marcas mínimas exigidas por el Comité Olímpico Internacional (COI), para acceder a los Juegos, nadando en torneos selectivos en las pruebas de 200 metros libres, 100 metros libres y 100 metros mariposa y es el único con opciones de subir al podio.

Otro de los que llegará por méritos deportivos es el juvenil mesatenista Víctor Marcelo Aguirre, de 18 años, quien está en el número 203 del ranking mundial de mayores y ocupa la posición 43 mundial en Sub-21.

Los otros cinco representantes llegan al más importante evento atlético de todo el mundo por invitaciones de la organización, al no cumplir las marcas mínimas, pese a que reúnen otras condiciones que posibilitan su intervención en el certamen.

La tenista Verónica Cepede, una joven exponente que se ubica en el puesto 173 del ranking mundial de las profesionales, jugará en el césped de Wimbledon, cancha a la que no está adaptada por carecerse de una similar en Paraguay.

En remo, Paraguay será representado por Gabriela Mosqueira, quien competirá en single peso completo y tiene el antecedente de haber concurrido anteriormente a las Olimpiadas de Beijing 2008, al no obtener una calificación destacada en su especialidad.

Otro componente del equipo olímpico albirrojo, será Abraham Acevedo, quien intentará trascender en judo y a último momento consiguieron su inclusión los atletas Augusto Stanley y Leryn Franco, también por el sistema de invitación del comité organizador.

Stanley es un joven velocista de 20 años, que correrá los 400 metros llanos y cuya mejor marca hasta ahora ha sido la de 46 segundos y 62 milésimas; mientras que Franco es lanzadora de jabalina, estuvo también en Beijing 2008 y su mejor lanzamiento es de 57.7 metros.

Uno de los problemas que siguen soportando los deportistas nacionales es la falta de apoyo estatal y privado, pues muchos salen adelante en base a su propio esfuerzo, a lo que se suma la escasa infraestructura para la práctica del atletismo y natación.