El fichaje de Orbelín Pineda significó la inversión más alta en la historia del Cruz Azul. A la institución le costó 12 millones de dólares, 5.2 millones más caro que lo que desembolsó el club por Milton Caraglio, el segundo fichaje más costoso en la historia del club. Pero el mediocampista aún no puede corresponder lo que gastó el equipo con su rendimiento en el terreno de juego.

Pineda fue una de las grandes apuestas de Cruz Azul en este periodo. El club mostró la ambición de su cartera, a tal magnitud que se colocó a nivel mundial, entre los nueve que más invirtieron en fichajes y, además, es el único equipo de latinoamérica entre los 10 equipos del planeta que más desembolsaron.

El exjugador de Chivas registra seis partidos jugados con el club (cinco de ellos de titular) en lo que va del semestre, pero en ninguno de ellos ha podido marcar gol o repartir una asistencia.

“Hay ocasiones en que a algunos jugadores les pesa la inversión que hizo el club por ellos”, explicaó Joaquín Beltrán, exjugador de Pumas y Cruz Azul y quien coincidió con Pineda en Querétaro.

“Con Orbelín no es el caso, lo conozco. Es probable que el mal momento deportivo que vivió con Chivas lo haya afectado”, agregó Beltrán.

Su último semestre con Chivas fue un dolor de cabeza. Apenas jugó 13 partidos debido a expulsiones, una lesión en una de sus rodillas y porque José Saturnino Cardozo, entrenador del equipo, prescindió de su presencia en el campo. Al final, sólo registró una anotación y un pase para gol.

Pero no siempre fue así su rendimiento. Tuvo un ascenso veloz desde que estaba en las fuerzas básicas del Querétaro. Debutó en el 2014, cuando tenía 18 años. Al poco tiempo y pese a su juventud, Víctor Manuel Vucetich e Ignacio Ambriz, directores técnicos de Gallos en ese tiempo, lo mantuvieron como titular cuatro torneos, en los que marcó nueve goles.

Luego, en el 2016, lo fichó Chivas, en el que fue fundamental para que, bajo la dirección técnica de Matías Almeyda, levantara los dos títulos de Copa MX, uno de Liga y el de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Hasta el momento, Pineda arrastra una racha de 14 juegos sin anotar y 19 sin dar una asistencia.

Sin embargo, pese a sus altas y bajas, es el octavo jugador mejor valuado en la Liga MX, de acuerdo con el portal Transfermarkt. Su valor de mercado es 5.6 millones de dólares y, entre los 10 mejores cotizados en el presente Clausura 2019, es el más joven con 22 años.

“La situación con Orbelín es que le está costando adaptarse a esta nueva realidad en Cruz Azul”, dijo Pedro Caixinha, entrenador de los celestes.

“Ha vivido un cambio en cuanto a temas de nutrición, procesos y metodologías de entrenamiento que tiene el equipo”, expuso.

Pineda declaró hace dos semanas que se sentía en un buen momento en Cruz Azul y que los malos días que sufrió en Chivas el semestre pasado habían quedado atrás. Beltrán coincide con el mediocampista y cree que el principal motivo para cambiar su situación es su familia.

“Sus padres y hermano son los pilares con los que siempre se ha sostenido y a los que siempre recurre cuando tiene una mala racha como la que vivió. Pero ahora tiene otro motivo que lo impulsará: está esperando el nacimiento de su hijo”, agregó Beltrán.

Cruz Azul pagó sobreprecio por Pineda

Los 12 millones que invirtió Cruz Azul por el mediocampista le significaron a la institución pagar más del doble (6.4 millones) del precio en el que está cotizado, de acuerdo con cifras de Transfermarkt. El sitio detalla que el jugador estaba valuado en los citados 5.6 millones.

El caso de Pineda no fue el único para el club en el paso mercado de fichajes, según el sitio. También pagaron sobreprecio por el peruano Yoshimar Yotún, quien estaba valuado en 1.1 millones de dólares y terminaron pagando al Orlando City 3.9; mientras que por el portugués Stephen Eustáquio desembolsaron 3.9 millones al Chaves, cuando estaba cotizado en 3.4.

Por el único que pagaron su precio real, de acuerdo con el portal, fue por el uruguayo Jonathan Rodríguez, por el que invirtieron 3.9 millones de dólares.

Desde hace 21 años, Cruz Azul no es campeón y busca este Clausura su sexta oportunidad de llegar a una final. El dinero también ha pasado como el tiempo. En todos estos años, la institución ha desembolsado un total de 110 millones de dólares en entrenadores y 358 futbolistas.

Ricardo Peláez, como directivo, y Pedro Caixinha buscan que la afición vuelva a creer.