Londres, la capital de Gran Bretaña, ha comenzado ya una fiesta. Se ha convertido en un teatro en el que lo mismo se podrán ver obras teatrales de todo el mundo, que conciertos, manifestaciones culturales, danza, arte... Es la Olimpiada Cultural, un evento que se conoció por primera vez en los Juegos Olímpicos de 1968.

En nuestras tierras, el evento fue inaugurado el 19 de enero de ese año en el Palacio de Bellas Artes, siete meses antes del inicio de la justa olímpica de aquel año. Todos los países participantes en la competencia fueron invitados, aunque sólo 97 aceptaron el exhorto.

Desde entonces, este acontecimiento se adoptó para las siguientes ediciones como un evento alterno a las competencias deportivas y este 2012 no ha sido la excepción.

Londres es, desde el pasado 21 de junio y hasta el próximo 9 de septiembre, la sede la Olimpiada Cultural.

Eventos gratuitos de arte, literatura, danza, cine, gastronomía, moda, música, teatro, entre otras cosas es lo que ofrecen los organizadores con más de 169,000 personas que atenderán más de 8,300 workshops y en donde se espera que más de 3.7 millones de personas tomen parte en cerca de 12,000 eventos abiertos a todo público.

El presupuesto para el evento fue de 16 millones de libras, es decir, poco más de 25 millones de dólares, los cuales se obtuvieron de los fondos de la Lotería y también de un par de empresas que se unieron como patrocinadores.

Ruth Mackenzie, directora de la Olimpiada Cultural explica: La intención es hacer que toda la gente del país forme parte de Londres 2012, además de hacer que el deporte y las artes, llevándolos juntos a una escala adonde nunca se les ha visto antes .

En la totalidad de los eventos, están involucrados unos 25,000 artistas de los 204 países que participan en Londres 2012. Formarán parte de una experiencia cultural única en la historia, enmarcada dentro de otra experiencia única, los Juegos Olímpicos y Paralímpicos.

Confiamos en que, usando el poder de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, se puede inspirar la creatividad a través de todas las formas de cultura, especialmente alrededor de la gente joven , aseguró Mackenzie en la presentación de la olimpiada en su página oficial.

Según los datos del Comité Organizador, la Olimpiada Cultural dejará ganancias de unos 3,138 millones de dólares.

México, el precursor

El movimiento cultural que inició en México 1968 incluyó muestras de todas las artes y también ciencias, como la espacial, la genética y la biología; la aplicación de la energía nuclear y exposiciones importantes como la internacional de artesanado, de filatelia olímpica, ciencias espaciales, historia y arte olímpicos y sedes del deporte y la cultura, así como sobre publicidad al servicio de la paz.

Se incluyeron representaciones cinematográficas como el documental de los Juegos Olímpicos modernos, siete grupos teatrales, 27 grupos de danza, 14 orquestas sinfónicas y otras más de cámara o grupos corales.

[email protected]