México ha recibido su multa número 16 de parte de FIFA por el grito discriminatorio de sus aficionados; esta última resolución, dictada el miércoles, asciende a 2.2 millones de pesos (100,000 francos suizos) tras la carpeta de investigación del amistoso contra Islandia el 29 de mayo en Arlington, Texas.

Esta es la segunda sanción para la Federación Mexicana de Futbol (FMF) en lo que va del verano, tras los 1.5 millones de pesos y el veto de dos partidos oficiales como local impuestos el 18 de junio, como resultado de los gritos durante el Preolímpico de Concacaf en marzo, torneo que se celebró en Guadalajara.

Sin embargo, el presidente de la FMF, Yon De Luisa, declaró que FIFA no les ha dado claridad en ninguno de los dos castigos; de hecho, a más de un mes de esa primera sanción, aún no saben cuáles serán los partidos vetados, ante la posibilidad de que se pueda aplicar tanto para la selección varonil como la femenil.

“En efecto, recibimos un comunicado de FIFA y una sanción económica. Estamos ya solicitando nuevamente el detalle de esta sanción para poder entender el por qué en unos casos hay veto y por qué en otros es una multa económica”, mencionó en conferencia de prensa el miércoles y agregó: “FIFA está agradecida con el esfuerzo que hemos hecho (para erradicar el grito), pero lo que quieren es el resultado. Seguramente nos tardaremos algunas semanas en tener el detalle de esta multa económica (la segunda)”.

De Luisa confirmó que aún no saben cuáles serán esos dos partidos en los que cumplan el castigo de FIFA: “El aviso oficial todavía no lo tenemos, estamos esperando resolución completa hacia finales de esta semana e inicios de la siguiente. Sí hemos externado nuestra preocupación y en particular sobre la selección femenil, porque sería la siguiente (en jugar) después del partido México-Jamaica (de la varonil)”.

El Tri enfrentará a la selección caribeña en el arranque de las eliminatorias mundialistas rumbo a Qatar 2022 el 2 de septiembre, lo que supondría el primer juego de veto. El siguiente partido sería para la femenil, que está buscando rival entre el 14 y 22 de ese mismo mes durante una fecha FIFA, mientras que el siguiente de la varonil será el 7 de octubre contra Canadá, también en eliminatorias.

El presidente de la FMF señaló que lo que sí tienen claro es que las sanciones son diferentes si provienen de partidos amistosos organizados por ellos mismos o los que son organizados por la Concacaf.

“En torneos administrados por Concacaf, como la Copa Oro, la autoridad es Concacaf y una sanción vendría de ellos. Sí tenemos claridad de que las sanciones van a ser diferentes porque vienen de organismos diferentes (...) En el México contra Trinidad y Tobago (juego 1 de Copa Oro) no se llegó al paso número tres del protocolo del grito (cuando los jugadores abandonan la cancha) y por lo tanto no fuimos sancionados”.

Cabe recordar que, de acuerdo a los estatutos de FIFA, el siguiente castigo para México sería el perder puntos en una competencia oficial, luego de que ya ha superado los primeros dos pasos punitivos: la sanción económica y el veto de dos juegos.

Sin embargo, eso no ha aplicado para la Copa Oro 2021, donde el Tri sumó siete puntos en la fase de grupos y accedió a los cuartos de final, en los que enfrentará a Honduras el próximo sábado.

Fuentes revelaron a ESPN Digital que la FMF acumula 16 sanciones por parte de FIFA debido al grito discriminatorio, en el que la suma total de multas acumula alrededor de 11.4 millones de pesos.

fredi.figueroa@eleconomista.mx