En "una clasificación, no hay que soñar", comentó este viernes el seleccionador del equipo de Francia, Raymond Domenech, en la página de Internet de la Federación de su país, aludiendo al pase a octavos de final del Mundial.

"Cuando no depende de nosotros", en "una clasificación, no hay que soñar", explicó el director técnico, que hizo alusión a que puede ocurrir un "milagro" clasificatorio que haga que Francia esté en octavos de final del Mundial, algo muy difícil tras la derrota de los 'Bleus' ante México el jueves (2-0).

De cara al último partido de los galos en la fase de grupos del torneo, contra Sudáfrica, el martes, el seleccionador manifestó que a su combinado le queda mostrar que dieron todo en la competición.

"Nos toca mostrar algo, decirnos que 'jugamos hasta el final, que no abandonamos'", agregó el técnico en un vídeo grabado en Polokwane y difundido en la página de Internet de la Federación de Francia de Futbol (FFF).

"Hay que salir dignamente, mostremos que el equipo de Francia puede marcar" y que "puede hacer otra cosa", agregó el entrenador, con dificultades para expresarse, y reconociendo que "rara vez" se sintió como tras la derrota ante México.

"Creía, tenía confianza, tengo confianza en este equipo, tiene potencial, calidad", pero "no funcionó, no era eso", confió sobre el rendimiento de sus pupilos.