El seleccionador francés, Raymond Domenech, alabó el trabajo de su homólogo mexicano Javier Aguirre, un día antes del duelo entre ambas selecciones el jueves en Polokwane, y dijo estar ajeno a todas las críticas recibidas en su país.

"Es un técnico de calidad. Ser seleccionador es un trabajo difícil, puede que lo sea un poco más en México que en Francia, así que nos desearemos lo mejor como en cada ocasión", comentó sobre su colega Aguirre.

Ambos equipos persiguen su primer triunfo en el torneo, después de haber empatado en la primera jornada del torneo, los aztecas ante los anfitriones sudafricanos (1-1) y los franceses frente a Uruguay (0-0), lo que desató nuevas críticas en el país europeo.

"Me dan igual, no me importa lo que se diga fuera. Siempre es igual. En (el Mundial de) 2006 recuerdo lo que se había dicho antes de Italia o de los alemanes. Es algo habitual", señaló.

Domenech rechazó también que se dé favorito a su equipo para el partido ante el 'Tri' y pidió a sus muchachos que mantengan la concentración en todo momento.

"No creo mucho en eso de los favoritos. Mirad lo del partido entre España y Suiza (victoria de los helvéticos 1-0). Esa es la fuerza del fútbol: las cosas se deciden sobre el campo y no con las estadísticas o las hemerotecas", dijo.