El seleccionador español, Vicente del Bosque, se mostró "muy a gusto" de estar en semifinales del Mundial de Sudáfrica, donde no cree que Alemania, su rival, se tome el encuentro como una revancha de la final de la Eurocopa de 2008 que ganó la Roja.

"Hablar ahora de revancha entre grandes selecciones yo creo que no existe, ellos van a tener el ansia de ganar para jugar una final de Copa del Mundo y nosotros tenemos el estímulo de jugarla también", afirmó este domingo Del Bosque en una rueda de prensa, al día siguiente de vencer 1-0 a Paraguay en los cuartos de final del Mundial.

"No creo que nadie mire para el pasado y el deportista siempre mira para adelante", añadió el seleccionador español, quien, no obstante, que Alemania "ha avanzado en la Eurocopa".

Del Bosque explicó que los alemanes "se pusieron en marcha no hace tanto tiempo para cambiar un futbol que parecía que estaba agotándose, han logrado renovar la selección desde la Eurocopa para acá y así están dando pruebas en este Mundial", añadió, asegurando que "han conformado un grupo muy bueno".

El seleccionador español se negó, sin embargo, a adelantar las posibles medidas para contrarrestar al verdugo de Inglaterra (4-1) y de Argentina (4-0).

"No es el momento de hablar de la clave para parar a Alemania, yo creo que debemos intentar ser fieles a nuestro estilo, con este espíritu competitivo que hemos demostrado en este campeonato y pedir un poco más de regularidad, pero por lo demás yo creo que hemos hecho las cosas bastante bien hasta ahora", aseguró.

En este sentido, el seleccionador se refirió al trabajado partido contra Paraguay, en el que la Roja se vio asfixiada por momentos por la presión de los guaraníes, asegurando que en conjunto España fue superior, aunque cada vez le cuesta más desarrollar su juego ante selecciones preparadas.

"En algún momento se puede pensar que casi fue un milagro nuestra clasificación, pero si miramos el balance total, creo que fuimos superiores, jugamos hasta bien, hubo momentos de buen juego" en los que se inscribieron la jugada del gol de David Villa, que salió desde atrás, como le gusta jugar a la Roja.

"Ojalá tuviera eso más continuidad, pero tenemos enfrente a rivales que nos conocen, que no nos dejan jugar con tanta facilidad, cada vez los equipos se preparan para combatir nuestro fútbol", añadió Del Bosque.

En cambio, el seleccionador español se negó a calificar la actuación del árbitro guatemalteco del partido Carlos Batres, criticado en Paraguay por su actuación.

"Siempre he obviado cualquier comentario sobre los árbitros y ahora lo mismo", asegurósil-1950 e invitó a apuntar más alto.

"Este Mundial nos deparó la derrota de Suiza que fue tan dolorosa, pero también cuatro victorias seguidas que nos han puesto en las semifinales y yo creo que no es momento para hacer balance y sí para seguir soñando", añadió el seleccionador español.

"Estamos muy a gusto de estar en esta situación, en esta quinta etapa que hemos cubierto y esperemos que todavía tengamos dos más por delante", concluyó en referencia a los partidos de semifinal contra Alemania el próximo miércoles en Durban y a una eventual final contra el ganador del Holanda-Uruguay del martes.