La selección de Nigeria regresó a la cima del futbol africano. Las Super Águilas obtuvieron la victoria 1-0 sobre Burkina Faso en la final de la Copa africana de Naciones, con lo que obtuvieron su tercer título continental y el derecho a disputar la Copa Confederaciones de Brasil.

Sunday Mba anotó el único gol del partido, al minuto 40, definió tras una jugada de ataque que rechazó la defensa burkinesa, con clase levantó con el pie derecho el balón sobre un defensa rival, para después cruzarlo con la pierna izquierda ante la salida del arquero Daouda Diakité.

En los minutos finales del partido, los potros de Burkina Faso se lanzaron al ataque en busca de empatar, camino por el cual llegaron a su primera final en el certamen, su máximo logro en la competencia, superando el cuarto lugar que alcanzaron en 1998.

El entrenador Stephen Keshi logró llevar nuevamente a Nigeria al campeonato, ahora como técnico, ya que condujo como capitán a la Selección de su país a la corona de la Copa Africana en 1994, la última vez que el país la había obtenido. Nigeria ganó su primer cetro en 1980.

A pesar de estar ausente en la edición anterior, el año pasado, y sin contar con sus principales figuras, como Odemwingie y Martins, Nigeria amalgamó jugadores de su Liga, Oboabona y Mba, con jóvenes que han tomado experiencia y muestran su talento en equipos europeos, Moses y Emenike; además de futbolistas de experiencia como Obi Mikel y Enyeama.

Nigeria sucede a Zambia en el palmarés africano y clasificó a la Confederaciones 2013 que se disputará en junio próximo, y completó el Grupo B, donde enfrentará a España, Uruguay y Tahití.