Arte urbano, un puente histórico y deliciosos hot dogs. Brooklyn cuenta con todos los ingredientes necesarios para ser una ciudad, aunque no se le denomine así por ser parte del territorio de Nueva York. Lo único que le faltaba era un equipo deportivo que llevara su nombre a las más altas esferas, y ya lo tienen: los Nets, protagonistas actuales de la NBA con una camada de estrellas como James Harden, Kevin Durant y Kyrie Irving.

Los primeros en llegar al equipo fueron Durant e Irving en 2019, alentando un aumento de ingresos adicionales de 43.5 millones de dólares, lo que significó un crecimiento anual de entre el 10 y 15%, diagnosticó The New York Post.

En enero de 2021 se sumó Harden y la marca se fortaleció todavía más hasta alcanzar un valor estimado entre 15 y 20 millones de dólares, de acuerdo con el diario local, Brooklyn Reader. Los tres tienen a los Nets a un partido de llegar a su primera final de conferencia desde 2003 (el sábado es el juego 7 de semifinales ante Bucks).

El Big 3 de los Nets reúne tres anillos de campeonato, 24 All-Star, 18 All-NBA, siete trofeos de máximo anotador y tres MVPs; al final de la fase regular 2020-21, aportaron 3,279 puntos, el 38% del total del equipo.

Los tres no pudieron jugar juntos de marzo a mayo, pero retomaron la confianza ante Celtics en la primera serie de playoffs.

A pesar de que no hemos estado mucho tiempo juntos durante la temporada regular, los tres demostramos lo peligrosos que somos”, destacó Harden.

Durant y Harden lideran las estadísticas de los Nets en playoffs (hasta el juego 6 de semifinales): Kevin, en promedio de puntos (33.1), rebotes (9.1), robos (1.7) y bloqueos (1.8) por partido, mientras que James en asistencias (8.7).

Sus récords no son gratis. De acuerdo con Hoops Hype, el Big 3 de los Nets es el trío con salario más alto en la historia de la NBA, con un combinado de 114.8 millones de dólares, siete millones más que Steph Curry, Klay Thompson y Andrew Wiggins en Warriors.

El dinero no es una limitante para la escuadra de Brooklyn, cuyo dueño es Joe Tsai, cofundador de la compañía de telecomunicaciones Alibaba. El empresario posee una fortuna estimada en 13,000 millones de dólares y su negocio vale 657,000 millones.

Además, en temas comerciales, el banco inglés Barclays paga 10,000 millones de dólares anuales al equipo por su relación comercial que empezó en 2007 y que tiene vigencia a 20 años. Los otros sponsors principales son Motorola y Geico.

Mudanza a Brooklyn, decisión estratégica

Los Nets arribaron a esta localidad apenas hace nueve años, pues residieron en Nueva Jersey entre 1977 y 2012. Causaron furor entre los más de dos millones de habitantes debido a que su último equipo nativo, los Dodgers (beisbol), se había mudado a Los Ángeles desde 1957.

Pero la llegada a Brooklyn fue algo más que un impulso emocional, sino una decisión basada en potencial económico y comercial.

De acuerdo con la organización Centro para un Futuro Urbano de Nueva York (CUF, por sus siglas en inglés), entre 2008 y 2019, Brooklyn tuvo la segunda tasa más alta de crecimiento de nuevas empresas en el país con un 356% solo superado por el 421% de San Francisco. La actual casa de los Nets superó a Nueva York (308%), Los Ángeles (279%) y Chicago (270%).

El informe también señala que Brooklyn ya posee el 9.2% de las nuevas empresas tecnológicas en Nueva York, frente al 6.3% que tenía en el año 2000; las industrias creativas aumentaron un 155% al grado de que esta localidad posee el 4% de todos los trabajadores del cine y la televisión de EU, así como el 3% de los de publicidad.

Los ingredientes de arte y cultura ya existían, ahora se sumaron los de tecnología e industria, creando un ambiente ideal para meter a un equipo deportivo. Es así como el propietario ruso, Mikhail Prokhorov, decide llevar al equipo de la NBA a partir de 2012 luego de varios intentos fallidos desde 2003.

El ruso adquirió la propiedad mayoritaria de los Nets (80%) en 2010 por 223 millones de dólares, pero tras cinco años sin cumplirle a la afición el ansiado título, decidió poner al equipo en venta. La transacción se concretó en abril de 2018, cuando el empresario Joe Tsai, nacido en Taiwán (con nacionalidad canadiense), adquirió el 49%.

Tsai, cofundador de la empresa Alibaba, compró el total del equipo en 2019 por una cifra récord en la historia de ventas de franquicias de la NBA: 3,300 millones de dólares, incluyendo los derechos del Barclays Center y la deuda total del club. Unos meses después, la presencia del millonario Tsai se notó también en el roster.

En verano 2019, se sumaron como agentes libres Kevin Durant y Kyrie Irving, quienes sumaban tres títulos de NBA, un MVP y 14 nominaciones al juego All-Star. James Harden, figura de los Houston Rockets, se agregó en enero de 2021.

Para Harden, estar en Nets es su oportunidad ideal de ser campeón de la NBA: “Si miras nuestra plantilla, somos de élite. Estoy más que seguro de entrar en esta postemporada solo por la plantilla, nuestros esquemas, las cosas que podemos controlar y la versatilidad que tenemos”, dijo al final de la fase regular.

Los Nets evitaron el play-in e ingresaron de forma directa a playoffs 2021 con el segundo mejor récord de la Conferencia Este (48-24), que fue también su balance más alto desde la temporada 2012-13. Sin embargo, la misión sigue siendo una: el primer título de la NBA.

El máximo alcance en la historia de los Nets son dos subcampeonatos, que fueron consecutivos entre 2001 y 2003, cuando cayeron ante los Lakers y Spurs. Desde que se mudaron a Brooklyn, nunca han superado las semifinales de conferencia, un reto que esperan conseguir el próximo sábado 19 de junio en el juego 7 de la serie ante Milwaukee Bucks.

fredi.figueroa@eleconomista.mx