La situación que enfrenta Amado Yáñez, dueño de Oceanografía y Gallos Blancos de Querétaro cargos de fraude por 400 millones de dólares no es un suceso nuevo entre los propietarios del balompié nacional. En los últimos 11 años en el futbol profesional de nuestro país se han presentado 25 casos donde propietarios o empresas dueñas de los clubes enfrentan procesos con la justicia por fraude, enriquecimiento ilícito, relación con el narcotráfico, incumplimiento de contratos, tráfico de influencias o lavado de dinero; algunos directamente ligados al futbol y otros no.

Desde hace más de una década en el balompié mexicano se registran 2.2 casos ilícitos por año entre los dueños del balón.

IRRUPCIÓN FUGAZ DE OCEANOGRAFÍA EN EL FUTBOL MEXICANO

Grupo Delfines es la división deportiva de Oceanografía, la empresa estandarte del empresario mexicano y que tiene 47 años dedicándose a la industria petrolera, principalmente como transportista de Pemex. En los últimos cinco años había invertido 1,500 millones de dólares en 18 embarcaciones.

Yáñez Osuna es el jugador más reciente en el negocio del futbol mexicano. Apenas en el 2013 oficializaba la compra de Jaguares de Chiapas por 30 millones de dólares, la cual trasladó a Querétaro para conservar el futbol en la ciudad, ante el descenso deportivo del club.

El empresario expresaba en una entrevista telefónica realizada en octubre del 2013 lo siguente: Gracias a Dios no vivimos del futbol ni vamos a vivir de él, es una empresa que está tratando de hacer un beneficio social para que la gente crezca .

A finales del año pasado, cuando Oceanografía realizó una oferta de compra del club español Alcorcón, de la Segunda División, comenzaron los problemas para Amado Yáñez, enfrentando dificultades económicas para cumplir con sus acreedores, mismas que se agravaron con la inhabilitación para participar en las licitaciones de Pemex en febrero de este año.

Actualmente, la empresa enfrenta un fraude por 400 millones de dólares y todavía, el 24 de febrero pasado, el mismo dueño expuso en su cuenta de Twitter que el equipo no estaba en venta y mucho menos en planes de trasladarlo de sede.

LA ILEGALIDAD NO ES NUEVA EN LA LIGA MX

En los últimos 11 años, un total de 16 equipos profesionales de futbol incluyendo Primera División, Liga de Ascenso, Segunda y Tercera División han visto manchado su nombre ya que su dueño está involucrado en actos ilícitos.

Las franquicias que más problemas legales han enfrentado en la última década son Puebla cuatro veces; Querétaro, Veracruz, Cruz Azul y Necaxa, con dos. En total ha sido una decena de equipos de la Liga MX en la que sus dueños han enfrentado acusaciones, seis en Liga de Ascenso y dos más en categorías inferiores.

Los recursos de procedencia ilícita, como el narcotráfico, es el delito en el que más han incurrido los equipos mexicanos, con un total de nueve. Aparecer como prestanombres en cuatro ocasiones y lavado de dinero, en tres equipos, también figuran entre los delitos que han incurrido los dueños del balón.

Otros son: tráfico de influencias, fraudes, desvío de recurso públicos, corrupción, enriquecimiento ilícito, y despidos injustificados.

Miguel Ángel de Lara, presidente del Instituto de Altos Estudios sobre Deporte, Cultura y Sociedad, expresó que la Liga no investiga a sus dueños, todo se justifica por el poder económico de sus actores: Replica las mismas prácticas de una partido político y cuando se trata de dinero la persona queda de lado; primero es la inversión , dijo.

NO ES EXCLUSIVO DE MÉXICO

La ilegalidad no es exclusiva del futbol mexicano. Apenas hace unas semanas, Sandro Rosell dimitió como Presidente del Barcelona por el caso Neymar, del que no se aclaró el monto del fichaje del jugador y supuso evasión fiscal. En Italia, el Calciopoli es el más grande escándalo de mafia en el futbol, que le costó a Juventus la pérdida de categoría.

En el continente americano, los equipos colombianos estuvieron bajo control de capos del narcotráfico en la década de los 80 y 90.

BAJO SOSPECHA INTERNACIONAL

Según una investigación de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), entre el 2003 y el 2006, los equipos mexicanos Necaxa, Santos, Puebla y Salamanca recibieron dinero del narcotráfico colombiano.

El club de Liga de Ascenso Salamanca recibió 1.7 millones de dólares del narcotraficante colombiano Jorge Mario Ríos Laverde. Otro dueño que recibió dinero de los capos fue Carlos Ahumada, entonces dueño de León y Santos.

Incluso, el Informe del Grupo de Acción Financiera de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico develó que en Segunda y Tercera División existe incursión, sobre todo, del narcotráfico. Además, tener la propiedad de un club de futbol atrae a funcionarios y políticos que podrían abrirle una oportunidad para obtener beneficios en asignaciones o contratos públicos.

QUERÉTARO, ¿EL PRIMER DESAFILIADO EN PRIMERA DIVISIÓN?

En la última década, cinco equipos han sido desafiliados por la Federación Mexicana de futbol, cuatro de ellos de Liga de Ascenso y uno de la Segunda División. En el caso de los equipos de la categoría estelar que han incurrido en actos ilícitos, su desenlace ha terminado en la venta de las franquicias (León y Santos) o en la desaparición (Irapuato y Querétaro).

El artículo 66 del Reglamento de Afiliación, Nombre y Sede, en su inciso D, estipula que será causa de desafiliación del equipo si: El dueño y/o los directivos del club incurren en actos delictivos o de dudosa reputación, a juicio del Comité Ejecutivo .

Sin embargo, el también catedrático de la Universidad Iberoamericana, Miguel Ángel Lara, se muestra escéptico de una desafiliación del club. Dudo que lo hagan, irían en contra de los procesos del poder. Si la Federación quiere darle credibilidad a su marca tuvo que desafiliar al equipo hace dos semanas. Al final del torneo Querétaro cambiará de dueños , acotó Lara.

Hasta ahora la Liga MX no se ha pronunciado al respecto del caso de Oceanografía y Gallos Blancos del Querétaro y si el equipo seguirá compitiendo.

Por lo pronto, en menos de un año Amado Yáñez ya saboreó el protagonismo del futbol, acostumbrado a anunciar en su perfil de Twitter sobre las novedades de su equipo. El futuro se vislumbra incierto para el empresario que apostaba por llevar a Querétaro al campeonato. En el futbol nunca sabes qué pueda pasar ; es verdad, no se sabe que puede pasar con Gallos Blancos.

[email protected]