Mónica es cariñosa y agradecida.

-¿Y qué les dirías a los aficionados y las jugadoras de Leonas?

-Que siempre las llevo en mi corazón y tienen un lugar importante para mí.

Quien lo dice es la jugadora que ha marcado el gol más hermoso en los mundiales; si te dice eso la mejor, te tienes que sentir halagado.

En marzo del 2017, Mónica Ocampo no estaba considerada para estar en un club de la Liga MX Femenil. Habían pasado ya cuatro meses que se hizo el anuncio que para el otoño se disputaría la primera Liga oficial de mujeres y ella, mundialista y seleccionada nacional, no estaba considerada.

Mónica jugaba en las Leonas de Morelos y Pachuca, como parte de su preparación para los eventos oficiales, decidió invitar a su equipo para un partido amistoso.

La calidad, el regate, la visión de campo, como nadie, fueron determinantes para que el club le hiciera ese mismo día una oferta.

Ser mediocampista de los Tuzos de Pachuca femenil. Ella aceptó.

¿Cómo era posible que una de las jugadores que había convertido uno de los goles más hermosos de los mundiales femeniles no tuviera una oportunidad en la Liga MX Femenil?

Firmó con Pachuca y el mundo indicó que su gol no era uno de los mejores, era el mejor en la historia de las Copas del Mundo.

Mónica, antes de empezar la Liga Femenil, ya era una jugadora referente del futbol mexicano y pese a ello solo firmó por un año, no más y así ha ido, año a año.

Cuando Mónica empezó en el futbol femenil, la FMF ni siquiera destinaba 10% de su presupuesto a selecciones femeniles, y hasta hace algunos años esa cifra se mantenía igual.

La jugadora de Pachuca, ahora a sus 32 años de edad, se ha convertido en una de las voces más relevantes para exigir mejores condiciones laborales.

“Los salarios no son adecuados”, dijo hace unos meses cuando la entrevistaron. “A los patrocinadores les da miedo apostar por la mujer”.

Mónica y el exjugador Manuel Negrete se codean en la élite de goles hermosos. El año pasado, el remate de tijera de Negrete contra Bulgaria en el partido de octavos de final de la Copa del Mundo México 1986 fue elegido como el Mejor gol de los mundiales.

El pasado 12 de junio del 2018, a través de las redes sociales de la Liga MX Femenil, Mónica invitó a que votaran en su nominación. En ese momento no imaginó que su gol superaría al de Ingrid Johansson, de Suecia; Carli Lloyd, de Estados Unidos; Marta, Brasil; Maren Mjelde, de Noruega; Alberta Sackey, de Ghana; Homare Sawa, de Japón; Sissi, de Brasil; XL Song, de China, y Abby Wambach, de Estados Unidos.

Así ocurrió el gol:

Durante el Mundial de Alemania 2011, México se enfrentaba a Inglaterra. En tres cuartos de cancha, Ocampo tomó el esférico, recortó hacia el centro y sacó un potente disparo con su pierna derecha. Mandó el balón hacia el ángulo, fusilando a la arquera. Corrió hacia la esquina de la cancha y ahí la alcanzaron las demás jugadoras.

¡Un gol para toda la vida!