Dentro del campo, Xavi Hernández tenía la velocidad de la luz en sus neuronas, capaz de filtrar balones imposibles a Ronaldinho, Lionel Messi o Samuel Eto’o. Ahora que es el nuevo entrenador del FC Barcelona, esa sagacidad mental deberá ponerla en práctica en la construcción de un equipo que vuelva a ser exitoso a un coste cero, porque la deuda neta del club sigue operando sobre el 112% de sus ingresos y eso se traduce en una mala noticia: no hay arcas abiertas para fichar bombas en el próximo mercado de transferencias.

Xavi dirigirá apenas su segundo partido con el Barca durante la jornada 5 de la Champions League, recibiendo al Benfica de Portugal, un rival directo en la búsqueda del pase a octavos de final, ya que el otro boleto fue ampliamente ganado por el Bayern Múnich. Aunque ya derrotó 1-0 al Espanyol en LaLiga, en otra edición del Clásico de Cataluña, el duelo contra el conjunto lusitano será la primera prueba de fuego para el proyecto del nuevo entrenador de 41 años.

“La lectura de la llegada de Xavi es volver a un estilo marcado que fue creado por Rinus Michels en los 70, que desarrolló más todavía Johan Cruyff y que llevó a su máximo nivel Pep Guardiola. La idea es volver a ese estilo que en los años 2010 llamaron ‘tiki-taka’, pero ahora se trata de más que eso: posición, circulación, muchos movimientos, triángulos, presión muy alta, en definitiva un juego muy lindo, estético y de espectáculo para el público. La idea es llegar otra vez a los buenos resultados a través del estilo”, explica a El Economista el periodista francés Florent Torchut, colaborador de L’Equipe y France Football.

Llegar a ese juego estético dependerá en gran medida de la gestión humana y táctica de Xavi, pues a diferencia de antaño, el club no cuenta con dinero para sumar fichajes bomba. De acuerdo con el más reciente corte del ejercicio económico del Barcelona, su deuda neta es de 682.7 millones de euros que rompe con el criterio de control financiero de LaLiga, que estipula que las deudas netas deben estar por debajo del 100% de ingresos. En el caso del club culé ese porcentaje aumentó del 59.7% en verano de 2020 a 112.8% en octubre de 2021.

“El hilo conductor de las decisiones que se tienen que tomar ahora es la situación económica, pero todo va enfocado a apelar a la identidad y la nostalgia. Lo que pasó con esta generación que arrancó con Rjikaard y terminó con la salida de Messi, esa etapa de identificar al Barca con el éxito, esa no era su esencia, históricamente no era un club ganador. Para cierto sector, el Barca está regresando a lo que es en esencia: un club que batalla para poder competir contra los de mayor presupuesto”, resalta Ángel Palma, experto en imagen pública dentro del futbol.

La austeridad se notó desde el verano, cuando las decisiones técnicas aún estaban al mando de Ronald Koeman. Entre junio y noviembre, el Barca ha sumado a cinco jugadores con coste cero: Memphis Depay (delantero), Sergio ‘Kun’ Agüero (delantero), Luuk De Jong (delantero), Eric García (defensa central) y el más reciente y sorpresivo, Dani Alves (lateral derecho), quien llegó con 38 años y de inmediato fue blindado con una cláusula de rescisión de 100 millones de euros.

Depay es el que más minutos ha jugado con 1,515 de 1,530 posibles entre LaLiga y la Champions League, seguido de García con 1,091. Muy lejos se encuentran De Jong con apenas 398 minutos y luego Agüero con 165, aunque este último incluso podría resultar una carta contraproducente si se confirma su retiro de las canchas por las molestias cardiacas que manifestó hace unas semanas jugando con la playera culé. Alves aún no ha debutado.

“Lo de Dani Alves fue una decisión acertada al complementar al club con la seguridad que tiene, te comunica mucho, tiene carisma y alegría, está esperanzando a la afición de que puedan darse buenas cosas con trabajo, pues al no haber dinero o cartera abierta, tener a dos símbolos como él y Xavi Hernández sirve para potenciar el talento de casa”, agrega Ángel Palma.

Durante sus primeros discursos en su regreso a Barcelona, el veterano brasileño habló de la importancia de transmitir su experiencia a jóvenes como Sergiño Dest y Óscar Mingueza. Y es que, así como ellos, el Barca está confiando su reconstrucción en una camada de menores de 23 años que ya tienen reconocimiento mundial, como Pedri, premiado con el Golden Boy 2021, que se le otorga al mejor futbolista sub 21 del planeta. El último jugador culé en ganar este premio había sido Lionel Messi en 2005.

“Como pasó hace 15 años, el Barca tiene buen trabajo y también la suerte de contar con una gran generación. Siempre se estuvo trabajando con La Masía, pero hubo momentos huecos con generaciones no tan buenas, algo que está cambiando ahora con Ansu Fati y Gavi, que son de la casa, y Pedri, a quien fueron a buscar en Canarias, demostrando que el club sigue siendo un reclutador que siempre sabe de dónde sacar jugadores y tiene buenos ojeadores en toda Europa”, destaca Torchut, quien dio cobertura al Barcelona durante más de cuatro años.

La personalidad también será un factor clave en la nueva gestión de Xavi, pues al ser una figura histórica del club, llega con la absoluta confianza del plantel, mezclado entre experimentados que incluso compartieron cancha con él, como Sergio Busquets, Gerard Piqué y Jordi Alba, o con los más novatos, que apenas estaban naciendo cuando él debutó, como Pedri y Gavi, hoy titulares con la selección mayor de España.

Así es como lo ve Ángel Palma: “Con Xavi buscan un envión anímico, apelar a la identidad, están en una crisis bastante fuerte y también hay que reconocer que Xavi demuestra su amor al club al poner en riesgo su propio prestigio, pues no cuenta con un plantel que le garantice éxito. Es de esos líderes sobrios que siempre tiene palabras mesuradas en momentos de crisis, no se acelera, no pierde la calma, analiza con lo que se cuenta y resuelve con esa sobriedad, lo hacía desde jugador y ahora como director técnico”.

La óptica es similar desde Florent Torchut: “Xavi es un entrenador muy respetado por todo lo que ha logrado, está siguiendo los pasos de Guardiola, se parece la situación bastante a lo que pasó en 2008 cuando llegó Pep como primer entrenador. Xavi tiene relación de respeto con los veteranos y los más chicos lo miran con ojos de admiración, su discurso podría ser como el efecto del Real Madrid con Zidane, aprovechando esa buena imagen que lo demás saben por lo que él dio al futbol. Todos van a tratar de cumplir con sus voluntades y de estar a la altura de lo que fue Xavi”.

De acuerdo con ESPN, el presupuesto de fichajes para Xavi durante el mercado de invierno (diciembre y enero) solo será de 10 millones de euros, la mitad de lo que el CEO del club, Ferran Reverter, había expuesto a principios de esta temporada, diciendo que serían alrededor de 20. Eso mantendría la línea de contrataciones en coste cero.

Algunos de los jugadores mejor cotizados del mundo que terminan contrato a inicios o mediados de 2022 son: Kylian Mbappé, Paul Pogba, Paulo Dybala, Lorenzo Insigne, Antonio Rudiger, Niklas Sule y Ángel Di María. Las altas a través de jugadores libres son una estrategia que ha dejado buenos frutos en los últimos años al PSG y Real Madrid, con fichajes como los de Lionel Messi y David Alaba, respectivamente, ya que los cerca de 100 millones de euros que costaría el pagar su carta se invierten en sus salarios y con una cantidad menor.