Estados Unidos sigue siendo el mercado más importante de la selección mexicana aunque se venga una pandemia encima. Después de un año perdido en ingresos por taquilla durante 2020, la Federación Mexicana de Futbol (FMF) ha logrado cerrar el 2021 con un MexTour sólido, compuesto de seis partidos, la exploración de una nueva plaza y una venta de boletaje del 78% de lo que se alcanzó en el último año sin el covid-19. Esto se traduce en que el vecino del norte sigue siendo el refugio económico del Tri y todavía más fuerte de cara al Mundial 2026.

El primer partido del MexTour 2021 se jugó el 29 de mayo en Arlington, Texas, contra Islandia; después visitaron Atlanta, Nashville y Los Ángeles contra Honduras, Panamá y Nigeria, respectivamente, mientras que los últimos dos corresponden a Charlotte contra Ecuador y Austin contra Chile, sumando un total de seis juegos, la misma cantidad que en 2019 y uno más que en 2017.

Hasta el partido contra Ecuador, la selección mexicana ha vendido 238,523 boletos en Estados Unidos durante 2021 y, sumando los 20,738 que caben en el Q2 Stadium de Austin para el cierre de año contra Chile, serán un total de 259,261, que significan el 78% de lo que se vendió en 2019, el último año sin pandemia. Monetariamente, si cada boleto se estima en un precio mínimo de 50 dólares, la ganancia de este año se estima en 12.96 millones de dólares.

“Sin importar los resultados deportivos, el consumidor mexicano llena los estadios en EU, por ello la estrategia que continúa es positiva. Este año no ha sido tan diferente que los anteriores, 2021 ha sido una continuidad y un boost nuevo para el tema comercial de la selección, no solo a nivel ticketing, sino de consumo, con todo el range a nivel playeras y otros productos. Tampoco es descubrir un hilo negro porque claramente el mercado de EU es el más grande de consumo y lo ha venido siendo durante muchos años”, analiza Rodrigo Mort, especialista en Sports Management por la Universidad Europa de Madrid y el club Real Madrid.

Los años premundialistas suelen ser complicados para el Tri en Estados Unidos. En 2017 (previo a Rusia 2018) jugaron cinco partidos del MexTour y en 2013 (previo a Brasil 2014) solo cuatro, ya que también se cruzan en el calendario las eliminatorias y Copa Oro. En este 2021 México también participó en eliminatorias, Copa Oro y Nations League, pero aún así se abrió el espacio junto a Soccer United Marketing (SUM), la empresa que organiza sus partidos en EU, para cerrar una jornada de seis encuentros.

Los seis partidos se disputaron en sedes del sur de Estados Unidos, donde se concentra la mayor cantidad de latinos y, específicamente, mexicanos. De acuerdo con el US Census Bureau, en Los Ángeles, por ejemplo, hay más de 4.68 millones de connacionales y entre Dallas y Houston, Texas, son más de 3.5 millones. Justo en el estado de Texas es donde el Tri decidió incluir por primera vez una visita a Austin dentro del MexTour.

“Fue una decisión acertada porque más allá de que, Texas, Arizona y California son mercados muy atractivos para la selección, específicamente hablando de ciudades, Austin es la nueva mina de oro del desarrollo comercial, turístico, deportivo y de vivienda para el estado de Texas. Es una ciudad reconstruida en donde tenemos al Austin FC de la MLS y donde el gobierno está buscando atraer equipos de otras ligas. Austin es el nuevo hot spot para generar este tipo de estrategias comerciales y se volverá un destino recurrente para la selección mexicana porque presenta todas las facilidades a nivel infraestructura, venue, hospedaje y de medios de comunicación”, destaca Mort, ex colaborador de la FMF, Adidas y Coca Cola, actualmente como Head of Marketing de Kia México.

Una de las innovaciones de la FMF y el Tri en 2021 en Estados Unidos fue la creación de la campaña ‘Somos locales’, enfocada directamente al público mexicano que radica en el vecino del norte y en el que incluso han participado embajadores de la farándula como el quinteto Los Ramones de Nuevo León o la cantante Chiquis Rivera.

Dicha campaña enfatiza el sentimiento de las raíces mexicanas incluso para quienes ya nacieron en Estados Unidos, impulsando a una identidad de varias generaciones que representan un mercado de 60 millones de aficionados y un promedio de 60,000 que visita los estadios norteamericanos cada que llega el Tri desde hace una década, de acuerdo con cifras de Chicago Tribune.

“Es un slogan y un storytelling correcto porque México realmente juega de local en Estados Unidos e incluso más allá, porque en los mundiales también juega de local, es el país que más aficionados lleva al lugar donde se presenta. ‘Somos locales’ es una estrategia muy directa, hay lugares donde puede ser más débil, donde hay menos mexicanos, pero en general es una campaña honesta para decir lo que es el Tri en EU, qué es lo que quiere ser y que conecta directamente con los mexicanos porque se sienten integrados”, destaca el especialista.

México busca consolidar la relación con Estados Unidos todavía más durante los próximos cinco años, en el proceso al Mundial conjunto de 2026 y por ello seguirá sosteniendo el MexTour en aquel territorio, que de acuerdo con diversos medios de EU le deja una derrama de dos millones de dólares por partido a la FMF y a SUM, además de los ingresos por taquilla.

El objetivo es claro y la FMF tiene el material humano para seguir explotándolo, resalta Rodrigo Mort: “El equipo que hoy tiene la FMF, toda la estructura deportiva y comercial, con figuras como Pepe Romano y Gerardo Torrado son piezas claves que tienen toda la capacidad y lobby para desarrollar no solamente tratos y negocios comerciales, sino relaciones duraderas un tanto políticas para una estrategia omnicanal con EU, que incluya los canales de comunicación, venta de espacios a nivel TV y medios, ticketing, merchandising y el desarrollo deportivo para jugar contra rivales cada vez más importantes y que no sean solo amistosos. No hay fallas en la lógica de la estrategia de la selección y de la FMF, saben perfectamente lo que están haciendo y cómo rentabilizarlo”.

Incluyendo al MexTour y las competencias como Copa Oro y Nations League, México cerró con un total de 15 partidos en Estados Unidos durante 2021, aunque el más complicado fue el de Cincinnati por las eliminatorias mundialistas, ya que ahí el apoyo mayoritario fue para la selección local. De esos partidos, ganó ocho (hasta antes del duelo contra Chile) y solamente tuvo roce con dos equipos de fuera del continente americano: Islandia y Nigeria, de Europa y África.