El próximo viernes habrán pasado 60 días y Héctor Moreno reaparecerá en un partido de alta competencia. Desde el duelo por el tercer lugar entre México y Portugal en la Copa Confederaciones, el defensa mexicano apenas ha jugado 82 minutos en dos encuentros amistosos con su nuevo equipo, Roma. En las primeras dos fechas de la Seria A de Italia ha visto los encuentros desde la banca.

Héctor Moreno es un jugador que yo sigo desde que estaba en Sevilla y hoy estoy satisfecho de que se encuentre en Roma , expresó Ramón Rodríguez Verdejo, director general deportivo del equipo italiano.

Monchi, como se le conoce al directivo español, fue artífice del éxito deportivo de Sevilla. La creación y selección de jugadores es su especialidad, de ahí que su primer fichaje en Roma haya sido Héctor Moreno, pues generaba buenas sensaciones al futbolista mexicano.

Moreno es uno de los siete futbolistas de la selección mexicana que tras participar en la Copa Confederaciones cambió de equipo, en el año futbolístico que culmina con el Mundial de Rusia 2018.

Javier Hernández, Jonathan Dos Santos, Andrés Guardado, Hirving Lozano, Carlos Salcedo, Guillermo Ochoa y Carlos Vela son los otros seleccionados nacionales que cambiaron de equipo. ¿Qué tan conveniente es llegar a un club nuevo en año mundialista... ?

No la pasan bien en Portugal

Los futbolistas mexicanos en Portugal pasan situaciones delicadas. Juan Carlos Osorio admitió que la ausencia de Miguel Layún en la selección mexicana para enfrentar a Panamá y Costa Rica se debió a que el defensa busca salir de Porto y tener más actividad de cara al mundial del próximo año. Hasta el momento apenas contabilizan 13 minutos en cuatro partidos, por lo que el movimiento de jugadores mexicanos en el mercado de fichajes puede aumentar.

Diego Reyes no suma actividad con Porto y aunque existió interés de Espanyol de Barcelona por retenerlo, y también de equipos alemanes, el defensa se mantiene en la nómina del equipo portugués.

Héctor Herrera, quien portó el gafete de capitán el ciclo pasado, tiene poca participación con los Dragones, con apenas 39 minutos, y Raúl Jiménez no deja su estatus de jugador de cambio, no ha podido ganar la titularidad y suma 53 minutos en el inicio de temporada. Jesús Corona es el otro mexicano (Porto), pero parece que él puede ser importante para su club.

Carlos Vela... relegado a jugar lo que sobre

En tanto, Carlos Vela también ha perdido protagonismo con su club. Tras el anuncio de que en enero del 2018 llegará a la MLS, la Real Sociedad ya emprendió un proyecto para sobrevivir sin el delantero mexicano y en el inicio de la Liga de España, Vela acumula 57 minutos en dos partidos, en los que ha entrado de cambio.

Otros casos como Marco Fabián o Carlos Salcedo, ambos del E. Frankfurt, no han visto minutos debido a sus lesiones que los mantendrán un rato más fuera de actividad.

Los únicos jugadores que han superado su estatus o mejorado su participación en sus equipos son Guillermo Ochoa, con Standard de Lieja; Hirving Lozano con PSV Eindhoven, que en sus primeros tres partidos en la Eredivisie, suma tres goles y una asistencia; Andrés Guardado, que se adueñó del medio campo de Real Betis y lleva dos pases a gol. Además, Javier Hernández con el West Ham, quien pese a perder sus tres primeros partidos, ya ha marcado dos goles y es titular del equipo inglés.

James por consistencia; Costa para sumar minutos

La actividad de James Rodríguez disminuyó 45% de su primera temporada en Real Madrid, al ciclo 2016-2017, la última en el club español. El mediocampista colombiano tuvo su mejor rendimiento teniendo a Carlo Ancelotti como técnico, donde acumuló 15 goles y 16 asistencias.

Los nuevos valores de Real Madrid, Marco Asensio e Isco Alarcón, dejaron sin un sitio al futbolista colombiano, por lo que tuvo que aceptar el traspaso a Bayern Múnich donde se reencontrará con el técnico italiano.

James pasó de jugar en su primera temporada 3,254 minutos, a tener apariciones intermitentes, en partidos ya resueltos y con pocos minutos de juego. Al final del ciclo pasado apenas sumó 1,788 minutos.

La actividad es importante para los jugadores en año mundialista. Misma situación atraviesa Diego Costa, el delantero de Chelsea que un conflicto con Antonio Conte lo tiene sin actvidad desde el inicio de esta temporada.

El delantero español pidió salir del equipo para jugar en Atlético de Madrid, aunque de llegar al club madrileño jugaría hasta enero del 2018, debido al castigo impuesto por la FIFA por violar las transferencias de jugadores menores.

Costa no fue considerado por Julen Lopetegui para el partido de eliminatoria mundialista ante Italia, y su lugar será ocupado por David Villa, el experimentando delantero que juega en la MLS.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx