Santiago González vuelve a darle momentos de brillo al tenis mexicano, de esos que tardan lapsos prolongados, pero que se disfrutan más cuando se presentan en torneos Grand Slam.

Para el jugador veracruzano de 28 años, soñar con disputar un título en la rama de dobles masculino en el Abierto de Australia es la oportunidad de brindarle a su país un éxito similar a lo que alguna vez lograron raquetas como Rafael Osuna, Raúl Ramírez y Leonardo Lavalle en eventos grandes.

Osuna obtuvo en parejas dos títulos de Wimbledon en 1960 y 1963 (este último con el también nacional Antonio Palafox como compañero), así como el Campeonato Nacional de Estados Unidos (ahora US Open) en 1962. También jugó las finales de 1961 y 1963, las tres ediciones ya citadas en EU, siempre con apoyo de Palafox.

Ramírez se adjudicó un par de veces Roland Garros (1975 y 1977) y Wimbledon en 1976. Sucumbió en otras cuatro finales: dos en RG de 1976 y 1980, una más en el Abierto de Estados Unidos de 1977 y otra en canchas británicas en 1979.

Hace 21 años, el mexicano Leonardo Lavalle en mancuerna con Javier Frana cayó en la disputa por el cetro de dobles de Wimbledon a manos de Anders Jarryd y John Fitzgerald, la última vez de un mexicano en estas instancias.

Logros en duplas mixtas

Jorge Lozano también se adjudicó títulos de dobles en Roland Garros. Fue en parejas mixtas con Lori McNeil y se impusieron en 1988 y en 1990 hizo lo propio al lado de Arantxa Sánchez Vicario.

Palafox ganó en dobles mixtos el Campeonato Nacional de EU en 1960, donde tuvo como compañera a la brasileña María Bueno.

Santiago González y el alemán Christopher Kas buscarán su pase a semifinales del Australian Open 2012 contra el bielorruso Max Mirnyi y el canadiense Daniel Nestor.