En los últimos cinco años, no hay una multipropiedad con más presencias en las liguillas del futbol mexicano que Grupo Pachuca y es, además, la institución que más jugadores mexicanos ha vendido a Europa después del América.

Este fin de semana, los Tuzos eliminaron a Santos Laguna del repechaje del torneo Guardianes 2020 en condición de visitante (goleando 0-3). Lo hicieron tras clasificarse como noveno de la tabla general, es decir, sin el repechaje, habrían quedado eliminados al término de la fase regular.

Con esta victoria, Pachuca amarró su pase a los cuartos de final, instancia en la que ya se encuentra su ‘hermano’ León, que clasificó como líder general (hay 15 puntos de diferencia entre ellos). Es la cuarta vez que los clubes de la familia Martínez estarán jugando la liguilla juntos.

Desde el Apertura 2015, ninguna otra multipropiedad de la Liga MX tiene esa cifra. De hecho, solo Atlas y Morelia, que coincidieron como propiedad de Tv Azteca entre 2013 y 2019, lograron clasificar a dos liguillas juntos en el 2017 (torneos Clausura y Apertura). Ninguno de ellos fue campeón, el mérito más alto fue el pase a semifinales de Monarcas Morelia en el Apertura 2017.

En ese lapso, que incluye 10 torneos cortos (sin contar el suspendido Clausura 2020), ni la multipropiedad de Grupo Caliente (Querétaro y Tijuana) ni la de Grupo Orlegi (Santos y Atlas) ni la que llegó a tener la familia López Chargoy (Puebla y Jaguares) han alcanzado más de dos liguillas. De hecho, las multipropiedades Puebla-Jaguares y Morelia-Atlas ya no existen.

Durante las tres liguillas que Pachuca y León han jugado juntos, los Tuzos sumaron un título en el Clausura 2016, justo cuando eliminaron a su ‘hermano’ en semifinales y siendo, además, la última liga que han ganado. En las otras dos fases finales, los esmeraldas sumaron un subcampeonato (Clausura 2019) y unas semifinales (Apertura 2016), mientras que los hidalguenses no pudieron pasar de los cuartos de final.

En el actual Guardianes 2020, León ha ingresado como favorito no solo por sus 40 puntos, sino por ser también el equipo que más semanas duró en el liderato general (7) y el que tuvo el mejor porcentaje de precisión de pases (89%), mientras que Pachuca alcanzó el quinto lugar como su mejor ubicación entre las jornadas 8 y 11. En cuestión de experiencia, esta será la tercera liguilla consecutiva de Ignacio Ambriz con La Fiera, en tanto que el uruguayo Paulo Pezzolano tendrá su primera participación en el futbol mexicano con los tuzos.

El crecimiento de Grupo Pachuca también se refleja fuera de los partidos. Desde que Héctor Herrera fue transferido al Porto (Portugal) en la temporada 2013-14, los hidalguenses son el segundo equipo que más futbolistas mexicanos ha vendido a Europa, sumando a Hirving Lozano, Érick Gutiérrez (ambos al PSV, de los Países Bajos) y Eugenio Pizzuto (al Lille, de Francia). Solo el América ha vendido más mexicanos al Europa en ese mismo lapso (Raúl Jiménez, Diego Reyes, Omar Govea, Diego Lainez y Edson Álvarez).

Las ventas de los mexicanos le han retribuido a la institución de la familia Martínez un total de 29.5 millones de euros (de acuerdo con el sitio especializado Transfermakt); de ellos, Hirving Lozano llegó a ser la transferencia más cara de un futbolista nacional (del PSV al Nápoles) hasta antes de la compra de Raúl Jiménez por parte del Wolverhampton de Inglaterra.

fredi.figueroa@eleconomista.mx